La extraordinaria estatuilla de la Dama Durmiente, encontrada en un hipogeo neolítico en Malta

En 1902 unos obreros de la construcción se llevaron un buen susto mientras trabajaban en la construcción de unas cisternas en Paola, una localidad en el sureste de Malta, a unos 5 kilómetros de la capital, La Valeta. El suelo se agrietó y por el agujero pudieron atisbar que allí había una enorme cavidad.

Se trataba de un hipogeo, un laberíntico complejo subterráneo excavado entre los años 4000 y 3000 a.C. durante el Neolítico, y que constituye el único templo subterráneo prehistórico conocido.

Modelo del hipogeo / foto Heiko Gorski en Wikimedia Commons

El Hipogeo de Hal Saflieni, como se le conoce actualmente, tiene tres niveles, con elementos arquitectónicos tallados a imitación de los templos de la superficie y estaba decorado con pinturas murales de color ocre en forma espiral y poligonal, siendo las únicas pinturas murales prehistóricas de Malta. Las salas y cámaras de los tres niveles están interconectadas mediante escaleras, dinteles y puertas. Según la UNESCO, que lo declaró Patrimonio de la Humanidad en 1980, el hipogeo es uno de los entornos más extensos y mejor conservados que han sobrevivido del Neolítico.

Fue construido por una civilización sobre la que todavía no se sabe demasiado, que hacia el año 2500 a.C. desapareció sin dejar huella de guerras, invasiones o desastres naturales. Lo único que quedó de ellos fueron sus construcciones megalíticas, pues no tenían lenguaje escrito.

Una de las salas del hipogeo en 1910 / foto Richard Ellis, dominio público en Wikimedia Commons

En el interior del hipogeo se hallaron los restos de más de 7.000 personas, junto a multitud de objetos como vasijas de cerámica decoradas, cuentas de piedra y arcilla, amuletos, hachas y figuras que representan animales y seres humanos. Algunos de los restos, un pequeño porcentaje, presentan una elongación craneal anormal, parecida a la de los cráneos de los sacerdotes del antiguo Egipto, lo que hace pensar que podían desempeñar una función similar.

Pero el objeto más notable y asombroso de todos los que se hallaron apareció en 1905 en la sala principal del segundo nivel, que tiene forma circular con varias puertas, algunas ciegas y otras que conducen a diferentes estancias. El objeto en cuestión es una figurilla de arcilla que representa a una mujer acostada de lado, y a la que inmediatamente se apodó la Dama Durmiente.

Data aproximadamente de hacia el año 3000 a.C. y se cree que representa a una Diosa Madre, aunque su verdadera naturaleza y significado siguen sin comprenderse. Hay quien opina que simboliza la muerte y el sueño eterno. Otros que se trata de una representación de la fertilidad femenina.

La Dama Durmiente, en el Museo Nacional de Arqueología de Malta / foto Berthold Werner en Wikimedia Commons

Es de pequeño tamaño, unos 12,2 centímetros de largo, pero los detalles anatómicos están representados de una manera asombrosamente realista. La figura está desnuda hasta la cintura y su gran faldón acampanado con restos de pigmento ocre y decoración de bordado cae sobre unas piernas redondeadas. El brazo derecho está enroscado bajo la cabeza sujetando una especie de almohada dura, y el otro oculta los senos. Tiene un curioso peinado, afeitado hasta la coronilla y luego rizado hasta los hombros.

Además, el lecho en el que reposa parece hundirse bajo su peso. Algunos estudiosos como Reuben Grima creen que las exageradas proporciones de la cadera y otros elementos se deben a que la figura pretende transmitir una sensación táctil, una experiencia sensorial física de la anatomía femenina.

Otra de las figurillas encontradas en el hipogeo de Hal Saflieni / foto Ethan Doyle White en Wikimedia Commons

Le faltan los pies, que seguramente habrían sobresalido un poco del lecho. Aun así, es la única de todas las estatuillas de este estilo que se ha encontrado prácticamente completa, de ahí su importancia. Las demás aparecieron sin cabeza y muchas veces sin otras partes. En ocasiones presentan el pecho plano, por lo que podrían representar hombres e incluso andróginos.

El gran número de figurillas similares a la Dama Durmiente encontradas tanto en el hipogeo como en los templos de las islas de Malta ha llevado a algunos arqueólogos a plantear la hipótesis de que la sociedad maltesa pudo ser un poderoso matriarcado dominado por sacerdotisas, líderes femeninas y diosas madre. Otros no ven en ello fundamento científico.


Fuentes

UNESCO / Heritage Malta / Google Arts & Culture / Waking up to the Sleeping Lady (Reuben Grima) / Historical sites of Malta (Jim Diamond) / The Death Cults of Prehistoric Malta (Anthony Bonanno et al.) / Wikipedia