Scott Frank: el escritor detrás de ‘Gambito de Dama’

Las miniseries están de enhorabuena. Cada vez más, este pequeño formato va adquiriendo protagonismo en detrimento de aquellas series que nos tenían largas temporadas enganchados. Ahora sabemos que la devoción no depende del metraje de la cinta, sino del interés de lo que se cuenta. Gambito de Dama es una de esas miniseries que han venido para quedarse y dejar huella.  Protagonista, fotografía, vestuario, dirección… todo está dispuesto a la perfección para crear un resultado que no ha pasado desapercibido para los abonados de Netflix: se ha convertido en la serie más vista de la plataforma. Pero, como en cada gran historia siempre hay alguien detrás que se ha encargado de escribirla, hemos querido hacer homenaje hoy a Scott Frank, el encargado del guion de la miniserie.

Detrás de la adaptación de la historia de Beth Harmon, la implacable jugadora de ajedrez que creó el autor Walter Tevis, hay un escritor heterogéneo que acumula en su biografía títulos de lo más dispares, incluidos dos nominaciones a los Oscar. 

Scott Frank nació en Florida un mes de marzo y, desde el principio, demostró que lo suyo era el séptimo arte graduándose en estudios cinematográficos en la Universidad de California. Desde ahí empezó a dar sus primeros pasos, sin prisa pero sin pausa, hasta llegar a la actualidad, donde la pequeña pantalla ha acogido con aplausos a su reina del ajedrez. 

Hasta el día de hoy, en la carrera de Scott Frank hay grandes momentos a destacar, que ha ido creando de manera discreta, y que lo han llevado al lugar donde ahora se encuentra.

Comenzó sus andaduras como guionista escribiendo un capítulo de la serie “Aquellos maravillosos años”, aquel hit de los 80 que comenzaba con Joe Cocker versionando a los Beatles. Pero su primera gran incursión en el cine lo hizo escribiendo Morir todavía, dirigida y protagonizada por Kenneth Branagh, Emma Thomson, Andy García y Robin Williams, un reparto que ya auguraba que su historia como escritor iba a estar rodeada de grandes talentos. Sin ir más lejos, ese mismo año se estrenó otro de sus guiones El pequeño Tate protagonizada por una joven pero asentada en Hollywood Jody Foster. 

Poco tiempo después, uno de sus guiones tuvo como protagonista a una casi desconocida Nicole Kidman, que se acompañaba de Alec Barldwin y Bill Pullman para la cinta Malicia, una película de suspense que poco tenía que ver con uno de sus siguientes trabajos y por el que tuvo una nominación a los Globos de Oro. Frank fue nominado por la comedia Cómo conquistar Hollywood, cuyo guion fue una adaptación de la novela homónima del escritor Elmore Leonard. Para seguir sorprendiendo en la historia de su carrera ecléctica, su primera nominación a los Oscar por el mejor guion adaptado fue por Un romance muy peligroso, aquella película policiaco-romántica en la que Jennifer Lopez, una agente de policía, era secuestrada por un ladrón de bancos interpretado por George Clooney. Esta fue la primera colaboración de Frank con el director Steven Soderbergh. La segunda sería años más tarde, con la serie de HBO Godless, un western feminista que nos dejó a todos maravillados en el asiento y que fue el éxito de Frank en una plataforma antes de Gambito de Dama.

Pero siguiendo con carrera versátil de Scott Frank, además de que su nombre está como autor del libro ‘Blackjack para principiantes’ sobre el conteo de cartas en el juego del blackjack 21 o su pluma es responsable de los diálogos punzantes de la novela policiaca ‘Shaker’, también se ha atrevido a contar historias sobre superhéroes con Logan, que se adentra en el personaje de Lobezno de X-Men y que le sirvió como segunda nominación a los Oscar. 

Con Gambito de Dama, su nombre ha llegado a todos los públicos y ha traído un éxito inesperado a su carrera. Quizá, esta ha sido la razón que le ha llevado a querer volver a coincidir con la actriz protagonista, Anya Taylor-Joy, en su próximo trabajo que será una adaptación de la novela ‘Risa en la oscuridad’ de Nabokov (responsable de ‘Lolita’) y que Frank lo convertirá en una obra de cine negro. 

Pero como era de esperar, sus proyectos futuros no se pararán con esta cinta noir, sino que traerán más historias interesantes y protagonizadas por actores notables. De su brillante capacidad creativa saldrá una nueva serie sobre Sam Spade, el detective que Humphrey Bogart interpretó en el Halcón Maltés y que será interpretado por otro grande de la gran pantalla: Clive Owen. Y ya para rematar su versatilidad, Scott Frank tiene pensado adaptar la novela de Maria Doria Russell ‘The Sparrow’, donde un grupo de sacerdotes entra en contacto con vida extraterrestre. 

Y es que, a estas alturas ya está claro, que no hay nada que pueda resistirse a la pluma de Scott Frank.