¿En qué consiste el método del caso y cuáles son sus beneficios?


El método del caso es una técnica metodológica de aprendizaje utilizada especialmente en las Escuelas de Negocios y algunos centros especializados en estudios avanzados de derecho. Consiste en un aprendizaje práctico a partir de situaciones reales que exponen datos, problemas no resueltos y preguntas. Es un método que fomenta el análisis, debate, trabajo en equipo y desarrollo del pensamiento crítico y propositivo.

Los estudiantes se enfrentan a problemas no resueltos o complejos en un formato de narrativa y el objetivo es buscar una posible solución para concluir con las mejores estrategias que permitan resolverlo. 

Los casos de estudio presentan la información de una situación concreta, pero en ningún caso con conclusiones y observaciones. El trabajo de análisis tiene como objetivo explicar relaciones entre ciertos datos expuestos, detectar oportunidades, valorar distintas soluciones y estimar los efectos de dichas decisiones o soluciones.   

El profesor toma el rol de facilitador o guía del debate, proponiendo preguntas o dirigiendo la discusión para que los estudiantes realicen tareas específicas de naturaleza analítica, extraigan la información relevante, evalúen, participen y tomen decisiones o resuelvan el problema con las herramientas que disponen.

Origen e historia del método del caso

Durante el año 1870, un profesor de leyes de la Universidad de Harvard llamado Cristopher Columbus Langdell decidió enseñar a sus estudiantes a través de una nueva metodología. Se trataba de leer casos y hechos reales para aprender cómo solucionarlos con éxito. El propósito obtuvo excelentes resultados en el sistema académico jurídico y empezó a extenderse hacia otras carreras y diversas áreas de la universidad.

A partir de 1914 se adoptó por completo el método del caso en el programa de Derecho. Para el año 1920 se integra a la Escuela de Negocios de Harvard (HBS) y en 1985 termina de formar parte de las escuelas de medicina, ciencias políticas y ciencias sociales. Resultó ser una buena estrategia metodológica, puesto que los alumnos debían estudiar casos reales de pacientes, poblaciones, víctimas, empleados, entre otras variables acordes a la carrera.

Muchas universidades, escuelas, cursos y programas de diferentes áreas usan el método del caso, ya que dirige a los alumnos hacia la solución concreta de problemas reales. A través de cada experiencia podrán capacitarse con mayor eficiencia y calidad en la resolución de conflictos. En la actualidad, se aplica por excelencia en las ramas de negocios, empresariales, de RR.HH., aunque también en las áreas jurídicas, sociales, políticas, económicas, medicinales y psicológicas porque tuvo gran margen de éxito, siendo las Escuelas de Negocios donde más se utiliza por sus excelentes resultados. La razón principal se debe a que los estudiantes se entrenan en la toma de decisiones a través de la imitación del mundo real, donde las variables son relativas y el entorno se caracteriza por la incertidumbre.

Programas de estudio que aplican el método del caso

Los cursos y programas que desarrollan el método del caso garantizan total eficiencia en el aprendizaje de los alumnos como consecuencia del carácter de interacción que promueve el método del caso entre estudiantes y profesores para encontrar nuevas perspectivas a viejos problemas o soluciones más tradicionales para resolver dificultades novedosas o actuales. Aunque se desarrolló por Harvard Business School, se ha incorporado en otras centros educativos y programas para plantear soluciones, buscar alternativas y tomar las decisiones pertinentes en diferentes escenarios optimistas y pesimistas. Algunos de estos programas que basan su aprendizaje en el método del caso son los siguientes:

Masters MBA

Las Escuelas de Negocios más prestigiosas centran su sistema de enseñanza en cómo aprender con el método del caso en un MBA o Máster en Administración y Dirección de Empresas, con el fin de resolver problemas complejos que se dan en las distintas áreas de un negocio. Este aprendizaje práctico e interactivo en un ambiente con estudiantes de diferentes industrias, cargos profesionales, países, etc. ofrece resultados extremadamente útiles y enriquecedores que se derivan del análisis del problema.

Esta dinámica de aprendizaje, basada en casos o situaciones reales, aplicada de forma sostenida a lo largo del curso y realizada en todas las clases de las distintas disciplinas (finanzas, marketing, operaciones, estrategia, recursos humanos, etc.) da como resultado el desarrollo de competencias y habilidades altamente valoradas entre los directivos del mundo de los negocios.

Master en Derecho de Empresa

Algunos programas especializados en derecho empresarial también trabajan con el método del caso. El profesor plantea el tema del debate y los alumnos organizados por grupos analizan los casos reales enfrentándose a las circunstancias o problemas desempeñando la función profesional de un asesor jurídico de empresas.  Para cada una de las situaciones de análisis, se valora la importancia de contar con datos, hechos e información veraz que permita ofrecer soluciones desde un punto de vista objetivo y profesional.

Gracias a esta metodología, los alumnos se forman y adquieren hábitos de desempeño en el trabajo propias de un abogado especializado en temas jurídico y legales que afectan a las empresas en sus diferentes relaciones con sus públicos internos y externos.

Beneficios de aplicar el método del caso

El método del caso es muy beneficioso para los alumnos que participan en diversos programas de las escuelas de negocios, por los resultados que aporta a lo largo del proceso de formación. Los alumnos son entrenados para que piensen, estudien, analicen, discutan y solventen los problemas que se presentan en el día a día de las empresas, situándolos de forma práctica en el rol de directivos.

A continuación, se mencionan los beneficios que aporta el método del caso:

  • Aprender a trabajar en equipo empleando las herramientas del debate y discusión.
  • Aumento de la proactividad para la gestión en diversos espacios.
  • Aprendizaje activo y práctico que impulsa el avance en el desarrollo del pensamiento crítico y razonamiento.                                               
  • Comprensión de los hechos y situaciones reales con definición y contextualización de la problemática.
  • Cooperación grupal en el diseño de soluciones o estrategias, bajo un ambiente divertido, donde los estudiantes se muestran motivados y comprometidos.
  • Eficiencia en los argumentos que respaldan la posible solución.
  • Entender que no existen límites para resolver un conflicto.
  • Exposición de ideas personales y grupales con rigor profesional que conllevan a una solución.
  • Identificación de las causas, procesos y posibles consecuencias en diferentes escenarios.
  • Progreso cualitativo a nivel profesional al poner en valor el aprendizaje permanente y la retención de lo aprendido a largo plazo.
  • Mejora del vocabulario, expresión oral y capacidad de persuasión.
  • Relación integral entre la teoría y los planes de acción.
  • Toma de decisiones veraz, oportuna y adecuada, basadas en la confianza de haber realizado un análisis correcto y valorado diferentes perspectivas.

Con todo lo anteriormente explicado, se concluye que el método del caso es una metodología  eficaz que afianza y garantiza el aprendizaje y la retención por parte de los estudiantes que se preparan para asumir con solvencia y profesionalidad los retos y desafíos que demanden sus puestos de trabajo a nivel directivo en el ámbito empresarial así como en otro tipo de sectores.