Cortinas: la manera más económica de decorar tu casa


Lograr que tu casa se vea bien sin gastar una cantidad de dinero excesiva no es tan simple como parece. Sin embargo, hay algunos artículos a precios accesibles que te van a facilitar esa tarea. Entre ellos, se destacan las cortinas, que pueden utilizarse como una gran herramienta decorativa.

¿Qué tipos de cortinas existen?

Como puedes ver en el sitio web de puntogar, hay cortinas de diversos estilos, modelos y precios, que pueden clasificarse de muchas maneras diferentes según el criterio que se adopte. Sin entrar en esas diferenciaciones, se puede decir que los tipos de cortina más demandados son los siguientes:

Cortinas de tela

Las cortinas de tela son ideales para decorar el salón. Están fabricadas de materiales textiles de calidad, entre los que se encuentran el terciopelo, el lino, el algodón y el poliéster. Hay cortinas de colores sólidos, en una amplia gama de tonalidades, y también existen modelos estampados.

Al encargar una cortina de tela, puedes decidir el tamaño y personalizar muchas de sus características. Tienes la posibilidad de elegir si el producto tendrá una o dos caídas, si poseerá abrazadera, y si su confección será con trabilla, trabilla oculta, ollaos o cinta fruncidora. 

Además de adornar ventanales, las cortinas de tela pueden ser utilizadas para otros fines. Si cuentas con un espacio amplio, podrías dividirlo en dos mediante la colocación de un cortinado. Esto se realiza habitualmente en viviendas de un ambiente, para separar el lugar destinado a la habitación del resto del departamento. Otra opción es crear un dosel para la cama, un detalle que le aportará un toque de elegancia y distinción.

Cortinas verticales

En caso de que no te gusten las de tela o quieras darle un aspecto más moderno a la sala, hay una opción novedosa que seguramente te gustará: las cortinas verticales. Las cortinas verticales pueden instalarse en cualquier estancia de la casa y se caracterizan porque permiten graduar la luz de manera muy fácil.

Existen algunos modelos manuales y otros automáticos de verticales. Permiten recoger la cortina mediante un mando.

Cortinas enrollables

Las cortinas enrollables consisten en una tela que se despliega de manera vertical. Se utilizan en las ventanas para regular la luz de los ambientes y resguardar la privacidad de los espacios. Las cortinas más populares de este estilo son noche y día, opaca y screen.

Las cortinas enrollables opacas están confeccionadas en un tejido de poliéster, sin espacio entre las microfibras. Por eso bloquean la luz y dejan el espacio a oscuras. Son las más indicadas para los dormitorios. Si quieres reducir el ingreso de luz, pero no impedirlo, las screen que contienen PVC son una opción muy buena.

Por último, el modelo noche y día está pensado para soportar un uso continuado durante toda la jornada. Consiste en un doble tejido que puede posicionarse de distintas maneras para permitir un mayor o menor ingreso de luz.

Cortinas de baño

Las cortinas de baño son elementos muy funcionales, ya que impiden que el agua de la ducha salpique el suelo y moje el juego de baño. Es importante adquirir cortinas repelentes al agua y antimoho, para no tener que lidiar mucho con la limpieza.

Los modelos clásicos suelen tener argollas cerradas que requieren el desmonte de la barra de sostén para su instalación, pero actualmente se fabrican otros con un sistema más práctico. El agarre moderno de corte flexible facilita la colocación, ya que permite instalar la cortina sin remover la barra.

Cortinas para puertas

Las cortinas para puertas tienen dos componentes. Por un lado, un soporte resistente, que suele ser de aluminio. Por el otro lado, un conjunto de tiras, que pueden ser cordones, canutillos o cintas; fabricadas en plástico, PVC o aluminio. Suelen ser muy coloridas y brillantes, pero existen modelos monocromáticos y opacos mucho más sobrios.

Estas cortinas para puertas son comúnmente llamadas “antimoscas”, ya que detienen el paso de estos insectos indeseables que son atraídos por el aroma de la comida. Por eso, además de colocarse en las cocinas de las casas, son frecuentemente utilizadas en las puertas de locales gastronómicos, tales como bares y restaurantes.

Si piensas que la grasa que se acumula en las tiras de las cortinas para puertas podría llegar a suponer un problema, no debes preocuparte. Estas se limpian muy fácil. Solo tienes que descolgar todas las tiras y sumergirlas unas horas en un recipiente con agua jabonosa. Esto desprenderá la suciedad. Luego deberás secarlas y colgarlas nuevamente, previa limpieza del montante con una bayeta.

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de adquirir una cortina?

Hay muchos vendedores, pero no todos te ofrecerán los mismos productos ni te brindarán el asesoramiento adecuado. Si quieres comprar cortinas debes acudir a locales comerciales o ingresar en tiendas online que cuenten con un buen sistema de atención al cliente, donde una persona capacitada te ayude a elegir los artículos que más se adecúen a tus gustos y necesidades, sean cortinas de tela, enrollables, verticales o cortinas para puertas.

Verifica que los fabricantes trabajen con materiales de calidad y que el vendedor te ofrezca una garantía del producto. También es importante que tenga un servicio postventa. Esto será muy útil en caso de que la cortina sufra alguna rotura y necesites una reparación o un recambio.