Métodos para ayudar a sus hijos a impulsar el ritmo de aprendizaje


Estudiar puede suponer todo un reto para muchos alumnos. Factores externos como la inseguridad, el estrés, la falta de interés puede ser un handicap bastante importante para poder seguir el ritmo de cada lección. La pandemia tampoco está poniendo fácil esto y por tanto muchos padres han tenido que reinventar el sistema de estudio. Muchos alumnos se sienten muy resentidos al acabar la jornada, sobre todos los universitarios que han visto como sus clases han pasado a ser la mayoría online. Algunos métodos que los padres pueden aplicar para conseguir mantener el ritmo de estudio de sus hijos son:

Tiempos de estudio. Es importante controlar las horas dedicadas al estudio. Es preferible estudiar en varias sesiones que dedicarle cuatro horas seguidas porque la concentración no será igual. Otro factor que conseguirá que la concentración sea mucho mejor es descansar bien, dormir las horas suficientes ayudará a que el estudio sea mucho más dinámico.

Rutina. Crear rutinas consigue que el hábito de estudio sea mucho más fácil de aplicar cada día. Organizar la semana con un horario consigue facilitar el estudio, sobre todo para los más pequeños de la casa que tienen que vivir una situación muy rara en el colegio. 

Distracciones. Actualmente hay muchas distracciones al alcance del alumno. Una lista larga, pero sin duda aquellas actividades que tienen más tentación son las redes sociales y el móvil en general. Lo mejor es que el alumno durante las horas de estudio esté lo máximo.

Metas. Otra opción es establecer rutinas cada día, esto es marcar un objetivo. Por ejemplo, estudiar un tema por cada sesión. Crear mapas mentales también ayudará en el proceso.

Profesor particular. Contar con un apoyo extra puede ser una gran solución para conseguir mantener el ritmo de estudio. Los profesores particulares ayudan a reforzar lo aprendido en cada día. Las clases extra conseguirán poner en práctica los conocimientos adquiridos e impulsar aquellas materias en las que se encuentren algunas carencias. En Superprof se pueden encontrar una gran variedad de profesores especializados. 

Resúmenes. Resumir cada tema puede ser una gran opción para conseguir retener con mayor facilidad todos los conocimientos de cada asignatura. Además también podrá servir de repaso una vez terminada la lección. 

Memorización. Memorizar todo el contenido tal cual, no ayuda a comprender realmente lo que se está aprendiendo. Es mejor utilizar palabras propias y ejemplos que se conozcan y puedan estar relacionados con lo que se está estudiando. 

Exponer la lección. Contarle lo aprendido a otra persona puede ser de gran ayuda, así se hace un repaso mental de todo lo que se ha ido asimilando en la lección. Además de conseguir autoevaluarse y saber en qué se tienen dudas y cuáles son los puntos fuertes.

Encontrar un mecanismo de estudio que se adapte al alumno es posible. Como padres lo mejor es ayudar al niño a organizarse y a encontrar el método de estudio con el que se encuentre más cómodo. Hay que entender que cada niño es un mundo y que puede presentar también ciertas limitaciones. Por lo que se debe tener en cuenta todas las posibilidades y los factores externos que pueden afectarles.