Categorías
Viajeros

Consejos para viajar de camping por Europa


¿Quieres hacer una buena ruta europea? Pues presta mucha atención si vas de camping


Foto pexels.com

Viajar de camping por Europa es una idea más que atractiva para muchos. Dormir en contacto mucho más directo con la naturaleza, disfrutar de parajes inolvidables, conocer nuevos lugares y, sobre todo, visitar bosques, entornos naturales que serían imposibles de otra forma.

Todo eso es posible gracias a los camping, y debes saber que hay muchísimos repartidos por todo el continente. Quizá lo sepas ya, quizá no. Pero, sea como sea, estás aquí porque quieres algunos consejos para viajar de camping por el territorio europeo y poder sacar el máximo partido a tu experiencia, para no pecar de novato en tus primeras acampadas fuera del país.

Qué necesitas para un viaje de camping perfecto por Europa

Todo un continente a tus pies, pero, ¿cómo sacarle partido yendo de camping? Es una pregunta que se hacen todas esas personas que empiezan a ojear tiendas de campaña y consultar lugares de acampada por el territorio europeo.

Lo cierto es que lo único que necesitas es algo de tiempo, comprar el equipo adecuado y, sobre todo, tener ciertas prioridades bastante claras. Lo entenderás mejor cuando leas las recomendaciones que te dejamos más adelante. A continuación:

La tienda de campaña es lo fundamental

No importa que busques el mejor sitio del mundo, no importa tampoco que hayas pensado la mejor ruta de la historia. No importa nada de eso si no tienes una buena tienda de campaña con la que guarecerte tanto tú como los tuyos para dormir y descansar, para no tener que dormir a la intemperie.

Diferentes tamaños, materiales altamente resistentes frente a toda clase de precipitaciones, protección frente a altas temperaturas… Todo eso debes tenerlo en cuenta, sobre todo que sea una tienda con buenos agarres para que quede bien sujeta todo el tiempo. Si no sabes dónde buscar ni cuál escoger, puedes echar un vistazo a este analisis de las mas economicas. Son baratas, pero con una calidad innegable.

¿Qué clima quieres?

Debes tener algo bastante claro antes de pensar en la ruta por Europa. ¿Qué climas quieres encontrarte? Plantéate si tanto tú como los que viajáis sois capaces de aguantar un calor sofocante, el frío más contundente o, por supuesto, cómo lleváis los climas de lluvias.

El territorio europeo está compuesto por una gran cantidad de países, y cada uno de ellos tiene sus propias condiciones meteorológicas. No es lo mismo ir a Sicilia, con sus altas temperaturas, que a Helsinki o Estocolmo. Son cuestiones a tener en cuenta, ya que de ellas dependerá también lo que llevéis de ropa y materiales.

Viaje en familia o en solitario

Si sois varias personas, un grupo de amigos, o incluso toda una familia, evidentemente el viaje tiene unos requisitos diferentes que viajar solo o en pareja. Eso es algo que también se traslada al tipo de camping que se vaya a escoger, ya que tendrás que buscar entre camping familiares, camping pensados para socializar más o incluso aquellos más orientados a estar completamente tranquilos.

Es algo muy a tener en cuenta, ya que no son pocas las veces que los campistas se quejan de querer tranquilidad y toparse con mucho jolgorio o, directamente, con lugares que son prácticamente como calles repletas de personas. Es una de las primeras cuestiones que tendrás que tener claras a la hora de planear el camping.

Cómo elegir el lugar adecuado

Una vez llegues a los sitios en los que quieras acampar, llega el momento de escoger el lugar más adecuado. Ahora hay que responder a varias preguntas, como por ejemplo si prefieres sol o sombra, o si quieres estar más cerca de la salida o disfrutar de más silencio respecto a tu alrededor.

En ese sentido, debes tener claro que ponerse cerca de los servicios del camping implica escuchar más barullo y tener a más gente por la zona. Por otra parte, debes comprobar las posiciones que vaya tomando el sol a lo largo del día para ver cuáles pueden ser las mejores zonas de sombra.

Con todo esto, ya tienes suficiente para preparar las mochilas o las maletas, coger las tiendas de campaña y salir en busca de los destinos que queráis visitar. Lo bueno de Europa es que la variedad de campings que tiene es descomunal, de hecho, algunos incluso ofrecen la posibilidad de aparcar caravanas, algo mejor si buscáis algo más de comodidad.
Hay muchas formas de irse de camping, pero todas ellas requieren prestar especial atención a los pequeños detalles para que podáis disfrutar del viaje que merecéis sin ningún tipo de complicación. Muchas veces se peca de novato y las sorpresas pillan a última hora, pero con estos consejos bien presentes, te adelantamos que vas a poder sacar mucho más partido de tu camping por Europa.