Categorías
Viajeros

Cómo solicitar tu visado para viajar a Australia


Hace tiempo que estoy deseando viajar a Australia (¿quién no?) y, consecuentemente, recopilando información práctica para cuando el ansiado momento pueda hacerse realidad. Entre los datos que últimamente he tenido que recabar al respecto está todo lo relativo a la gestión del visado.

Para mi sorpresa, solicitar un visado para viajar a Australia resulta mucho más sencillo de lo que suena a priori. Tanto que no requiere más de cinco minutos porque se puede gestionar online rellenando un simple formulario, recibiendo luego la confirmación por correo electrónico. Es más, si la cosa corre prisa incluso quedara todo resuelto en menos de una hora; prácticamente lo que se tarda en llevar a cabo cualquier gestión bancaria normal en persona. Por tanto, que el destino sea en Oceanía, las antípodas de España, no implica mayor complicación.

El plan es hacer una ruta clásica que me permita ver lo típico de la parte este: Sidney, Brisbane, Melbourne, Cairns, La Gran Barrera de Coral, Darwin, Alice Springs, algunos parques nacionales (entre ellos, por supuesto, el Uluru-Kata Juta)… Ya llegará el momento de, snif, descartar. De momento, lo mejor es empezar la casa por los cimientos obteniendo los permisos correspondientes. Ya tengo pasaporte en regla, así que vamos a por el visado.

Antelación

Salvo que tengamos pasaporte australiano, los españoles necesitamos visado para poder viajar a ese país, tanto si lo hacemos por turismo como por negocios, y eso incluye a los niños. Lo lógico es pedirlo con antelación suficiente, evitando los posibles imprevistos de última hora que no haya tiempo de resolver, tal como aconseja el servicio de inmigración; unas semanas sería lo razonable para regatear a la siempre inoportuna ley de Murphy. Normalmente, se recibirá dentro de los cinco días laborables después de la fecha de solicitud.

Ahora bien, si uno es tan despistado que se olvida hasta poco antes -y no voy a ser quien tire la primera piedra-, tampoco tendrá problema; de hecho, decía antes, en casos de urgencia se puede recibir el visado para Australia en menos de 60 minutos. ¿Cómo? En el momento de la gestión hay que seleccionar la modalidad de solicitud urgente, que en el 95% de los casos se resuelve con rapidez casi instantánea una vez se efectúe el pago correspondiente. Quedarían un 5% sujetas a exhaustivo control aleatorio de antecedentes, que habitualmente no implican denegación si se cumplen los requisitos pero que podrían retrasar la aprobación varias horas o incluso días. Aún así puede ser plazo suficiente pero mejor no arriesgarse.

Requisitos y validez del visado Australia

¿Qué requisitos se exigen? Algunos pueden resultar un tanto curiosos: pasaporte con un mínimo de seis meses de validez, no haber sido condenado a más de un año de prisión, no padecer tuberculosis, no ir a estudiar por un período superior a tres meses, no vender productos durante la estancia y no tener deudas pendientes con el gobierno de Australia.

Cumpliendo estas condiciones se recibirá el documento, que autoriza a permanecer en territorio australiano por un máximo de 12 meses a partir del momento de la solicitud, aunque no más de 3 consecutivos; por tanto, no se puede uno matricular en un curso de mayor duración, por ejemplo, aún cuando sí se admite entrar y salir cuantas veces se necesite. Ojo, si el visado caduca hay que sacar uno nuevo y eso debe hacerse desde fuera del país.

Tipos de visado

Hay tres tipos. Uno es el ETA (Electronic Travel Authority, es decir, Autorización Electrónica de Viaje), un permiso digital destinado a los viajeros que no reúnen los requisitos del visado normal, que se llama eVisitor y es más sencillo -y barato- de conseguir. El ETA es para viajeros de turismo o negocios que no sean de nacionalidad europea; no se gestiona en la web de visados oficial, aunque sí puede hacerse por Internet.

Otra posibilidad es la visa de trabajo y vacaciones, que se inscribe en el llamado Working Holiday Maker, un programa de intercambio pensado para jóvenes de 18 a 30 años que deseen trabajar un año en Australia, combinándolo con sus vacaciones. Cabe advertir que se trata de actividades no cualificadas, fundamentalmente físicas, en sectores como la minería, la construcción, la agricultura, la ganadería…

Requiere llevar un mínimo de 5.000 dólares australianos -la vida allí es más cara-, no ir con niños y no estar más de seis meses consecutivos con el mismo empleador. Obtener el WH (subclase 462 para españoles) cuesta 299 euros.

Ahora bien, la mayoría de viajeros españoles usa el eVisitor, destinado a países con los que Australia mantiene buenas relaciones diplomáticas y acuerdos. Su validez es la misma que el ETA (12 meses pero no más de 3 consecutivos) y cuesta 14,95 euros por persona (IVA incluido), abonables con Visa, Mastercard, American Express, Sofort Banking o PayPal. No tiene más costes, salvo que se trate de la mencionada solicitud urgente, en cuyo caso sube un par de euros a 17,50.

Este visado sirve para quienes viajen por motivos turísticos o profesionales (entendiendo por tales, reuniones, congresos y similares, pues no se puede ejercer un trabajo con remuneración in situ). También vale para ir a estudiar, hacer voluntariado o visitar familiares/amigos. Puesto que mi plan es realizar un recorrido general por el territorio oriental y dispongo de tres semanas, el eVisitor es lo adecuado. Sólo falta aclarar algún detalle, ya que no voy a ir solo sino con mi mujer y mi hijo.

Niños y acompañantes

Como reseñé anteriormente, para entrar en Australia todos los visitantes necesitan sacar su visado y eso incluye a los niños -sean de la edad que sean-, que además también deben llevar pasaporte propio. Lo interesante es que, a la hora de solicitar el eVisitor, se puede hacer de forma conjunta simplemente usando el formulario de solicitud de grupo; basta con pulsar el botón “añada un viajero” que hay al final. Aclaro que si van a viajar niños sin sus padres, éstos deben dar una autorización expresa al adulto acompañante.

Cómo solicitar el visado paso a paso

Veamos un jemplo para solicitar visado Australia paso a paso:

  1. Entrando en ese enlace resulta sencillo (¡hasta para mí!) y además amplían toda esta información.
  2. Rellenar los datos de contacto (email, dirección, teléfono, etc) y del viaje (fecha prevista, propósito del viaje, solicitud urgente).
  3. Rellenar los datos del viajero (o sea, yo): nombre, apellidos, nacionalidad, número de pasaporte… También hay que responder a una serie de preguntas relacionadas con los requisitos mencionados anteriormente.
  4. Añadir viajeros al formulario: en este caso, datos de mujer e hijo; los datos comunes sobre el viaje no hace falta, ya que el formulario los conserva.
  5. Declaración de consentimiento: marcar si se está de acuerdo con las condiciones.
  6. Pagar los 14,95 euros. En mi caso somos tres, así que el total serán 44,85 euros.
  7. Esperar el correo electrónico con el visado concedido. Como no lo he pedido de urgencia, lo tendré en unos cinco días de media; sólo quedará imprimirlo.

Y eso es todo. Ya con el visado en el bolsillo, sólo falta planificar lo relativo al viaje en sí, que es lo más divertido. De momento, me solazo con la página de turismo oficial ¡Nos vemos en Australia!