Recomendaciones para tus viajes familiares

Llega el buen tiempo y, con él, las ganas de organizar algún viaje que nos haga salir de la rutina y desconectar durante algunos días. Existen opciones perfectas para todos los tipos, ya sea una corta escapada o un largo viaje. En este caso, queremos hablaros de los viajes familiares, esos en los que nos juntamos con los más allegados y emprendemos rumbo hacia un destino desconocido, y para los que os dejamos estas recomendaciones que consideramos esenciales.

Maletas

El primer paso para comenzar este viaje comienza antes del desplazamiento, con la realización de las maletas. Dependerá, claramente, del lugar al que viajéis. Considerar incluir útiles de aseo, por si el hotel o el lugar en el que os hospedéis no disponen de ello. Un gran punto a tener en cuenta será la disponibilidad para lavar la ropa. Si contáis con lavadora, no tendréis que llevar tantas prendas en la maleta.

Y si vais con niños, no olvidéis los juguetes para su entretenimiento, su silla de paseo o lo necesario para su alimentación. Dependiendo de la edad que tengan, necesitaréis llevar más o menos cosas. Sobre todo, es importante que simplifiquéis. No se puede llevar todo, optar por aquellos elementos con los que os sea más fácil moveros de un sitio a otro.

Llevad siempre un botiquín con lo esencial, por lo que pueda pasar, que incluya las medicinas más comunes y diferentes accesorios, como tiritas, por ejemplo.

Traslado

¿Cómo viajaréis? Este es un punto importante. Si podéis llevar vuestro coche, quizás penséis en hacerlo por la comodidad. Pero… ¿y la libertad que os ofrece no tener que estar pendientes de vuestro vehículo? Si queréis aprovechar un viaje en familia al máximo optar por el transporte en autobús. Incluso, si sois un gran número de personas podéis decantaros por el alquiler de autobuses. Esteban Rivas ofrece opciones muy diversas, como alquiler de minibuses, de microbuses y de autocares. Dependiendo de vuestras necesidades, podéis escoger uno u otro.

Documentación

No se suele caer en este punto, pero llevar toda la documentación necesaria es muy importante. Esta dependerá de si viajas fuera de tu país o de tu continente. Para escaparte a otra comunidad, simplemente será necesario el DNI. Eso sí, no olvides la tarjeta sanitaria y otras que puedas necesitar, como las tarjetas de crédito o la acreditación de familia numerosa. Si viajáis fuera del país, necesitaréis pasaporte, en algunos casos de forma obligada y la tarjeta sanitaria europea si lo hacéis a Europa.

Alojamiento

Al viajar en familia, quizás, lo más recomendable es optar por el alquiler de un apartamento, de forma que os aseguréis mantener a la familia unida y que los niños puedan desenvolverse libremente sin molestar. Si optáis por un hotel, escoged aquel que reciba niños, hay algunos específicos para ello que, además, cuentan con actividades lúdicas para divertirlos.  

Planificación

Cuando se viaja en pareja, lo normal es llevar el viaje planificado para aprovecharlo al máximo. Pues bien, cuando se viaja en familia, este aspecto se vuelve más importante aún. Revisa qué podéis visitar en grupo o qué actividades podéis realizar con niños. En algunos casos, tendréis que reservarlas con antelación. Aprovechad las ventajas de la tecnología para consultar mapas, establecer rutas y disponer de apps que os ayuden a ello fácilmente con el móvil.

Como actividades para disfrutar en familia, os proponemos el alquiler de bicicletas, la visita de parques, los autobuses o trenes turísticos que muestran la ciudad, los espectáculos callejeros… Debéis tener en cuenta los gustos de vuestros hijos, vosotros sois quiénes los conocéis bien y sabéis qué es aquello que les hace más ilusión o qué es lo que no les gusta. Preparad excursiones adaptadas a ellos y a su edad.

Asimismo, os aconsejamos bajar el ritmo, ya que los niños se suelen cansar antes. No saturéis los días de actividades, espaciadlas en el tiempo y mantener un ritmo relajado, con pausas largas. Así, disfrutaréis más de cada momento. Lo importante es pasarlo bien juntos.

Alimentación

Al viajar solos, en ocasiones, descuidamos la alimentación. Pero esto no puede pasar si viajamos en familia. Aseguraos de que los más pequeños realizan todas las comidas al día y que ingieren todos los alimentos necesarios. Será un buen momento para conocer una nueva cultura gastronómica, pero ello, no puede conllevar la desestabilización de su alimentación ni de sus horarios.

Idioma

Si viajáis fuera del país, no importa que no conozcáis al dedillo el idioma, pero al menos, aseguraos de saber algunas palabras o frases para poder sobrevivir, las imprescindibles, como para saludar, pedir ayuda, comprar o preguntar cómo se llega a un destino.

Y no olvides que la paciencia es una de las claves para ser un buen viajero. ¡Tómatelo con calma, comienza a preparar ya el próximo viaje y disfruta de las vacaciones en familia!