Categorías
Arqueología Arte

Los Amantes de Ain Sajri, la representación más antigua de un abrazo amoroso


Entre 1928 y 1937 René Neuville fue vicecónsul de Francia en Jerusalén (entre 1946 y 1952 desempeñó el cargo de cónsul general). Como además de diplomático era prehistoriador y arqueólogo realizó diversas investigaciones en la zona, como la excavación de la cueva de Jebel Qafzeh cerca de Nazaret, donde en 1933 descubrió restos de varios individuos del Paleolítico Medio.

Ese mismo año de 1933 se encontraba visitando en Belén un pequeño museo que mostraba diferentes hallazgos arqueológicos recopilados por sacerdotes franceses, en compañía de su amigo Henri Breuil, el reputado arqueólogo y prehistoriador, cuando una pequeña escultura les llamó la atención.

René Neuville / foto westhoekverbeeldt.be

Preguntaron quién la había encontrado y les dijeron que uno de los beduinos, en Wadi Jareitún, una garganta rocosa de unos 10 kilómetros de longitud en el desierto.

Hacia el final de nuestra visita, me mostraron un cajón de madera que contenía varios artículos de los alrededores, de los cuales ninguno, aparte de esta estatuilla, tenía valor. Me di cuenta inmediatamente del significado particular del diseño y pregunté la fuente de estos objetos. Me dijeron que habían sido traídos por un beduino que regresaba de Belén hacia el Mar Muerto.

René Neuville

Neuville escribió más tarde que fue Breuil quien le sugirió que la pieza podría proceder de una tumba o una cueva. Por ello (y varios años más tarde), la relacionó con las cuevas que estaba excavando desde 1929, unos 10 kilómetros al sureste de Belén, en el desierto de Judea.

Vista frontal de los Amantes de Ain Sajri / foto Museo Británico

Las excavaciones de Neuville en las cuevas pusieron de manifiesto que se trataba de un yacimiento natufiense (considerados los primeros agricultores de la historia) utilizado como hogar, por lo que la figurilla debió tener un uso doméstico a finales del Epipaleolítico.

Sin embargo, aunque la zona de origen de la figura no está en duda, igual que su carácter natufiense, hoy en día su asociación con las cuevas sigue sin estar probada y es bastante dudosa.

Dibujos de las diferentes perspectivas de la figura / foto Museo Británico

La pieza permaneció en poder de Neuville hasta su muerte en 1952 y, en 1958, fue adquirida en subasta por el Museo Británico, donde estuvo expuesta al público (hoy en día ya no).

Esta hecha de un pequeño bloque de calcita tallado con una punta de piedra, y muestra el contorno de dos personas abrazadas en el acto amoroso, cara a cara y en posición sentada, aunque carece de detalles como las caras. Sin embargo, dependiendo de la perspectiva que se adopte al contemplarla, la figura puede parecer también unos senos o incluso atributos masculinos o femeninos.

Cueva de Ain Sajri / foto Brian Boyd y Jill Cook

Las cabezas, brazos y piernas están resaltadas, con los brazos de una figura abrazando los hombros de la otra y sus rodillas dobladas por debajo. Por ello se la considera la representación más antigua de dos personas en el acto amoroso.

En lo que están de acuerdo todos los expertos es en que la figura es una obra de calidad intrínseca e ingenio artístico, cuyo evidente carácter sexual puede simbolizar una variedad de conceptos espirituales, tener relación con el culto a la fertilidad, o simplemente ser una expresión artística de aspectos primarios.

Diferentes perspectivas de la figura / fotos Museo Británico

Fuentes: A reconsideration of the ‘Ain Sakhri’ Figurine (Brian Boyd y Jill Cook) / British Museum / A History of the World in 100 Objects (Neil MacGregor) / Wikipedia.