Categorías
Arqueología Ciencia

Encuentran evidencias de impactos masivos de rayos en el centro de un círculo de piedra en las islas Hébridas


Nuevas evidencias de impactos masivos de rayos en el centro de un círculo de piedra en las Islas Hébridas Exteriores pueden ayudar a aclarar por qué estos monumentos fueron creados hace miles de años.

El Proyecto de Reconstrucción Virtual de Calanais, una empresa conjunta dirigida por la Universidad de St. Andrews con la Urras nan Tursachan y la Universidad de Bradford, ha descubierto un vínculo potencial entre los antiguos círculos de piedra y las fuerzas de la naturaleza.

El centro del círculo con la anomalía magnética e impacto de rayos / foto C.R. Bates et al.

Mientras estudiaba el prehistórico Tursachan Calanais, el principal círculo de piedra de Calanais en la Isla de Lewis, el equipo del proyecto inspeccionó mediante satélite los sitios cercanos para encontrar círculos perdidos enterrados bajo la turba.

Uno de los sitios, raramente visitado, conocido como Sitio XI o Airigh na Beinne Bige, consiste ahora en una sola piedra en pie en una ladera expuesta con vistas al gran círculo.

La geofísica reveló que no sólo la piedra era originalmente parte de un círculo de piedras en pie, sino que también había una masiva anomalía magnética en forma de estrella en el centro – ya sea el resultado de un único y gran impacto o muchos impactos más pequeños de rayos en el mismo lugar.

Ubicación del Sitio XI / foto C.R. Bates et al.

El líder del proyecto, el Dr. Richard Bates, de la Escuela de Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente de la Universidad de St. Andrews, dijo: Una evidencia tan clara de rayos es extremadamente rara en el Reino Unido y la asociación con este círculo de piedra es poco probable que sea una coincidencia.

No sabemos si los rayos del Sitio XI se centraron en un árbol o una roca que ya no está allí, o si el propio monumento atrajo los impactos. Sin embargo, esta notable evidencia sugiere que las fuerzas de la naturaleza podrían haber estado íntimamente ligadas a la vida cotidiana y a las creencias de las primeras comunidades agrícolas de la isla.

Los investigadores también pudieron recrear virtualmente otro círculo cercano, con la ayuda del equipo de Historia Inteligente de la Escuela de Informática de la Universidad de St. Andrews.

Conocido como Na Dromannan, el cuidadoso escaneo de las piedras permitió construir un modelo tridimensional completo que permitió rastrear el paso del sol y la luna alrededor de este círculo por primera vez en cuatro milenios.

El Sitio XI / foto C.R. Bates et al.

El Dr. Bates añadió: Por primera vez en más de 4000 años las piedras pueden ahora ser vistas y ‘virtualmente’ recorridas. Todo el mundo podrá visitar este remoto sitio y tener una idea real de cómo era justo después de su construcción. Acabamos de arañar la superficie de este paisaje y ya podemos tener una idea de lo que podría estar enterrado ahí fuera esperando ser descubierto.

El equipo espera volver a Lewis el año próximo para realizar nuevos estudios tanto en tierra como en las aguas que rodean el Tursachan en Calanais, donde el antiguo paisaje se ha inundado por la subida del nivel del mar.

Según el Dr. Tim Raub, de la Escuela de Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente de la Universidad de St. Andrews, esta evidencia es rara porque los impactos de rayos se llevan a cabo a lo largo de la ‘capa’ superior de la superficie de la Tierra. La claridad del impacto sugiere que estamos viendo los eventos antes de que la turba envolviera el sitio, hace más de 3000 años.

La Dra. Alison Sheridan, Directora de Urras nan Tursachan, la fundación benéfica con sede en Calanais que participó en esta investigación, dijo: Este es un descubrimiento emocionante que nos ayuda a entrar en la mente de la gente que construyó los círculos de piedra en y alrededor de Calanais. Aún queda mucho por descubrir sobre los llamados círculos ‘satélites’ de la Calanais neolítica y esto proporciona un importante primer paso. El modelado de Na Dromannan también nos ayuda a investigar si este círculo estaba alineado astronómicamente.

Fuentes: University of St.Andrews / Bates, C.R.; Bates, M.; Gaffney, C.; Gaffney, V.; Raub, T.D. Geophysical Investigation of the Neolithic Calanais Landscape. Remote Sens. 2019, 11, 2975.