Encuentran una pequeña escultura neolítica de hueso en Çatalhöyük

Foto J. Quinlan

Arqueólogos polacos descubrieron una figurita antropomorfa en una de las ciudades más antiguas del mundo: Çatalhöyük en Turquía. Este es el primer objeto de este tipo hecho de hueso que se conoce de este lugar. El hallazgo tiene unos 8 mil años de antigüedad.

El descubrimiento se realizó en uno de los yacimientos arqueológicos más famosos del mundo: Çatalhöyük, situado en la parte sur de la meseta de Anatolia en el centro de Turquía. Çatalhöyük estuvo habitada continuamente durante más de mil años entre el 7100 y el 6000 a.C. en la era neolítica. Las conclusiones del análisis de la escultura, que fue encontrada en 2016, se presentan ahora en la revista Archaeological and Anthropological Sciences.

Los artefactos más famosos encontrados en este lugar son figuritas femeninas de arcilla, hasta hace poco consideradas como diosas madre, que hoy algunos interpretan como representaciones de ancianos y objetos relacionados con el culto a los antepasados. La nueva figurita es de hueso y antropomórfica, es decir, tiene rasgos humanos.

Detalle de la figurita / foto  J. Quinlan

Este es sin duda un importante hallazgo con una muy simplificada, pero clara representación de los rasgos humanos en forma de ojos. La figurita estaba hecha de hueso, el dedo proximal de un equino, dijo el profesor Kamilla Pawłowska, arqueozoólogo y paleontólogo del Departamento de Investigación Paleoambiental del Instituto de Geología de la Universidad Adam Mickiewicz en Poznań.

La figurita tiene unos 6 cm de altura. Tiene incisiones claramente visibles con forma de ojos. Se conoce una forma similar de presentar los rasgos humanos a partir de los artefactos descubiertos en otros sitios de Oriente Medio del mismo período, dice el profesor Kamilla Pawłowska. Añade que la mayoría de los objetos similares que se conocen son de un período un poco más tardío, el Calcolítico (4300 – 3300 a.C.). También están hechos de hueso, principalmente de burro y caballo.

Hasta ahora, durante las excavaciones de Çatalhöyük los científicos han descubierto falanges de burros y caballos. A menudo están bien conservadas. En casos individuales, había rastros de procesamiento en ellas, pero nunca en una forma que recordara las características anatómicas humanas, enfatiza el Profesor Kamilla Pawłowska.

Según el investigador los equinos no abundaban en esta ciudad prehistórica. Las ovejas y las cabras eran más comunes ya que su carne, médula y grasa eran un elemento importante de la dieta de los habitantes.

La figurita fue descubierta durante el trabajo de un equipo internacional bajo la supervisión del Dr. Marek Z. Barański de la Academia de Bellas Artes en Gdańsk.

El profesor Kamilla Pawłowska la encontró mientras analizaba las muestras de flotación, es decir, el cribado húmedo. Este procedimiento permite a los arqueólogos encontrar restos óseos y otros pequeños artefactos. Se sabe que la figurita estaba en uno de los recipientes de arcilla de una sala donde se almacenaban alimentos, datado hacia 6500–6300 a.C.

Fuente: Science in Poland / Pawłowska, K. & Barański, M.Z. , Conceptualization of the Neolithic world in incised equid phalanges: anthropomorphic figurine from Çatalhöyük (GDN Area), Archaeol Anthropol Sci (2020) 12: 18. doi.org/10.1007/s12520–019–01006-z.