Un nuevo estudio explica el enigma de la orientación de las primeras casas neolíticas

Foto aérea del área de excavación de un asentamiento del Neolítico Temprano cerca de Vráble en Eslovaquia / foto Nils Müller-Scheeßel

El comportamiento humano está influenciado por muchas cosas, de la mayoría de las cuales somos inconscientes. Una de ellas es un fenómeno conocido entre los psicólogos de la percepción como pseudonegligencia por el que las personas sanas dan preferencia a su campo visual izquierdo frente al derecho y por lo tanto tienden a desviar las líneas rectas regularmente a la izquierda del centro.

Un estudio publicado en la revista online PLOS ONE muestra ahora por primera vez qué efecto tuvo esta desviación discreta en el pasado prehistórico. Un equipo de investigación eslovaco-alemán ha investigado la alineación de las primeras casas neolíticas en Europa Central y Oriental. Los científicos del Centro de Investigación Colaborativa (CRC) de la Universidad de Kiel (CAU) y de la Academia Eslovaca de Ciencias pudieron demostrar que la orientación de las casas recién construidas se desviaba en pequeña medida de la de los edificios existentes y que esta desviación era regularmente en sentido contrario a las agujas del reloj.

Plan magnético de un asentamiento neolítico temprano. Dos de las líneas oscuras con una longitud de 20 a 30 metros cada una representan la parte de una casa / foto Nils Müller-Scheeßel

El arqueólogo Dr. Nils Müller-Scheeßel, que coordinó el estudio en el seno del CRC, afirma: Los investigadores han asumido durante mucho tiempo que las primeras casas del Neolítico representaron alrededor de una generación, es decir, de 30 a 40 años, y que había que construir nuevas casas junto a las existentes a intervalos regulares. Mediante la determinación de la edad por el método del radiocarbono, ahora podemos demostrar que las nuevas construcciones estaban asociadas a una rotación apenas perceptible del eje de la casa en sentido contrario a las agujas del reloj. Vemos pseudonegligencia como la causa más probable de esto.

Esta percepción fue posible gracias a la interpretación de uno de los conjuntos de datos arqueológicos de más rápido crecimiento en la actualidad, a saber, los resultados de las mediciones geofísicas magnéticas. Las diferencias en el campo magnético de la tierra se utilizan para visualizar las características arqueológicas que se encuentran bajo tierra. Los planos de las casas de principios del Neolítico pertenecen a los mejores tipos de características identificables.

Preparación para el estudio geofísico de una zona cercana a Vráble. El dispositivo de medición, que se coloca sobre el suelo, registra las anomalías magnéticas bajo la superficie. Esto hace que los elementos arqueológicos, como los planos de las casas, sean visibles. / foto Martin Furholt

En los últimos años, hemos descubierto cientos de casas del Neolítico Temprano en nuestro campo de trabajo en el suroeste de Eslovaquia utilizando métodos de prospección geofísica. La excavación de todas estas casas no es posible ni deseable por razones de conservación de los monumentos. La posibilidad de utilizar la pseudonegligencia para incluir las casas en una secuencia relativa sin excavar eleva nuestra investigación a un nivel completamente nuevo, dice Müller-Scheeßel. La datación absoluta con métodos científicos debe, por supuesto, confirmar la tendencia básica en cada caso.

El estudio también hace referencia a observaciones arqueológicas comparables en otros lugares y épocas, que muestran que cambios similares de orientación también parecen aplicarse a períodos prehistóricos más recientes. El significado de pseudonegligencia se extiende así mucho más allá de la datación de las primeras casas del Neolítico.

Fuente: Universidad de Kiel / Nils Müller-Scheeßel, Johannes Müller, Ivan Cheben, Wiebke Mainusch, Knut Rassmann, Wolfgang Rabbel, Erica Corradini, Martin Furholt, A new approach to the temporal significance of house orientations in European Early Neolithic settlements, doi.org/10.1371/journal.pone.0226082