Categorías
Ciencia

La NASA descubre que la antigua estrella que marcaba el Norte, famosa por su asociación con las pirámides, sufre eclipses


Hace casi 4700 años, unos pocos siglos antes de cuando los antiguos egipcios construían las pirámides, la estrella Thuban marcaba el Norte, desempeñando el papel que hoy corresponde a la estrella Polaris. Thuban, que se encuentra a 309 años luz de nuestro Sistema Solar, en la constelación del Dragón, era el eje alrededor del cual todas las demás estrellas parecían girar durante la noche. Es, por tanto, la estrella que algunos investigadores creían que pudo tener alguna influencia en la disposición de las pirámides, que habrían sido construidas para apuntar directamente hacia ella.

Recientemente astrónomos de la NASA que monitorizan la estrella mediante el telescopio Transiting Exoplanet Survey Satellite (TESS), descubrieron que Thuban sufre eclipses.

Thuban (en el círculo) en la constelación del Dragón (Draco) / foto Wikimedia Commons

Thuban es en realidad una estrella binaria. La mayor de las dos es más de cuatro veces más grande y más caliente que el Sol, y su temperatura superficial es de alrededor de 17.500 grados Fahrenheit, mientras que la otra estrella es cinco veces más débil que la mitad del tamaño de la estrella más grande y tarda 51,417 días en completar una órbita alrededor de su compañera.

Sin embargo, los científicos no habían encontrado hasta ahora evidencias de que pudieran eclipsarse la una a la otra en el camino orbital. Según los investigadores los eclipses son breves, de sólo seis horas de duración, así que las observaciones desde tierra pueden fácilmente pasarlos por alto. Debido a que la estrella es tan brillante, habría saturado rápidamente los detectores del observatorio Kepler de la NASA, lo que también enmascararía los eclipses.

Los científicos creen que la observación de Thuban durante el eclipse puede ayudarles a obtener una medición más precisa de las masas y detalles del tamaño de ambas estrellas.

Entre el 2900 y el 2700 a.C. Thuban fue la Estrella Polar en el hemisferio norte, pero debido a la oscilación periódica del eje de la Tierra cada 25.776 años paulatinamente dejó de marcar el norte terrestre siendo sustituida hacia el 1900 a.C. por la estrella Kochab (β Ursae Minoris).

La Esfinge y las Pirámides en 1878 / foto dominio público en Wikimedia Commons

Algunos egiptólogos, como Heinrich Karl Brugsch, creían que las pirámides de Giza habían sido construidas de modo que estuvieran orientadas hacia Thuban. Sin embargo, hoy sabemos que su construcción es entre dos y cuatro siglos posterior.

Fuente: NASA.