Guía de Dusseldorf: 6 lugares imprescindibles

Dusseldorf está ubicada al oeste de Alemania y tiene mucho que ofrecer a sus visitantes. Es una ciudad llena de arte, historia, potencial para los negocios, junto a un estilo vanguardista que demuestra el emprendimiento y la evolución de una región que, a pesar de haber quedado destruida tras la Segunda Guerra Mundial, hoy se destaca como uno de los mejores destinos turísticos que tiene la nación. Anímate a descubrir las maravillas que aquí te esperan.

Antes de empezar tu viaje

Si estás pensando en pasarte las vacaciones en Dusseldorf, debes saber que la mejor época para visitar la ciudad es desde el mes de junio hasta septiembre. En estos meses el clima y la temperatura son favorables para desplazarte por la ciudad, las precipitaciones son muy pocas y la temperatura ronda los 24 °C.

Además, antes de viajar sería útil aprender un poco de alemán, para que puedas expresarte, aunque con frases sencillas. Una buena idea sería estudiar en plataformas especializadas en idiomas extranjeros, como Babbel, donde podrás conocer los verbos en alemán más importantes, las palabras y oraciones completas para que puedas comunicar desde una dirección hasta una información sobre un horario, saludar, pedir algo en un restaurante…

6 lugares para visitar en Dusseldorf

Después de las recomendaciones básicas para disfrutar al máximo tu visita en esta ciudad debes conocer los mejores destinos para hacer de tus vacaciones una experiencia inolvidable. Estos son algunos de los lugares más emblemáticos que no te puedes perder en una de las diez ciudades con mayor calidad de vida en el mundo:

La Torre del Rin

Merece la pena iniciar este listado con uno de los destinos más populares, que ofrece el mejor mirador de toda la ciudad. Se trata de la torre de telecomunicaciones, que consta de aproximadamente 240.5 metros de altura. Su espectacular mirador se ubica en un restaurante giratorio situado a más de 172 metros de la tierra firme.

Königsallee

¿A quién no le gustaría pasear por la calle comercial más elegante de Alemania? Este es el lugar perfecto para caminar y disfrutar de su entorno natural repleto de árboles. Puedes pasear camino al centro, elegir un restaurante para comer, tomar algo y, si te gusta el lujo y la moda, comprar en las elegantes tiendas que la rodean.

Museo K20

Dusseldorf desborda arte por doquier, así que no hay nada mejor que dejarse envolver por la historia y cultura que encontrarás en este magnífico recinto que fue edificado en 1986. Aquí podrás ver pinturas de Pablo Picasso y más arte originario de la época siguiente a la II Guerra Mundial de la mano de artistas como Andy Warhol, Jasper Johns y Frank Stella.

Playa del Rin

Para relajarte, desconectarte del movimiento urbano y entrar en contacto con la naturaleza, puedes visitar este bonito espacio con arena suave y blanca, deliciosa brisa marina, árboles y hierba. Solo se encuentra a 20 minutos del centro de la ciudad si vas caminando, y te brinda vistas insuperables de la ciudad que no puedes perderte.

Altstadt

Es la ciudad vieja, un barrio ubicado en el casco antiguo de Dusseldorf que te ofrece una inmensa variedad de restaurantes donde podrás saborear los platos típicos del país, discotecas, cervecerías y bares para disfrutar de la noche. Si lo que quieres es deleitarte con sus rinconcitos únicos, puedes pasearte por la plaza Burgplatz que está a orillas del río Rin y contemplar las casitas de estilo antiguo y colonial.

Basílica de St. Lambertus

Se trata del templo más significativo de la ciudad, de estilo imponente y gótico. Sus muros esconden fascinantes leyendas y una de ellas es que la torre de esta basílica está inclinada porque una novia caminaba hacia el altar proclamando ser virgen y debido a que su afirmación no era cierta la torre se inclinó ligeramente a modo de protesta. ¿No te gustaría verla en persona?

En definitiva, se trata de una ciudad versátil en la que siempre tendrás algo nuevo que aprender, ver y disfrutar. Prepárate, conoce las sorpresas que se esconden en Dusseldorf, no te arrepentirás.