Encuentran un nuevo edificio en el Santuario de Asclepio en Epidauro

El tholos y los restos del nuevo edificio descubierto en primer plano / foto Greek Reporter

El Asclepeion (Santuario de Esculapio o Asclepio, dios de la medicina) de Epidauro en la Península del Peloponeso es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del mundo, y especialmente de la Antigüedad griega.

Hoy debe gran parte de su fama al teatro, una maravilla de la acústica, pero en la Antigüedad era más conocido como uno de los principales santuarios médicos del Mediterraneo, donde gentes de todas partes acudían para tratar de curar sus enfermedades.

Plano del santuario de Asclepio en Epidauro / foto dominio público en Wikimedia Commons

Era un complejo amplio y espacioso que incluía casas de huéspedes, un gimnasio, un estadio y el famoso teatro. Además había estancias especiales para moribundos y mujeres embarazadas, pues dentro del templo no se podía nacer ni morir.

Ahora, el descubrimiento de un nuevo edificio en el recinto sagrado da una nueva visión del famoso santuario, sobre todo en lo que respecta a los primeros años de su creación.

Se trata de una estructura de la era arcaica, cuya función es todavía desconocida. Se construyó en un lugar adyacente a donde se encuentra el Tholos (levantado parcialmente sobre él), un edificio circular de mármol blanco y doble columnata en cuyo interior se encontraba la fuente sagrada atribuida a Policleto el Joven, decorado con pinturas de Pausias y que está próximo al templo.

Abaton del Santuario de Asclepio en Epidauro / foto Janmad en Wikimedia Commons

La nueva estructura tiene planta rectangular, con un espacio sótano en la planta baja, y mosaicos colocados en forma de peristilo. Según las informaciones recogidas hasta ahora en la excavación, que todavía está en curso, el edificio data de alrededor del año 600 a.C.

El profesor Vassilis Lamprinoudakis, jefe de las excavaciones en el yacimiento de Epidauro, explicó que esto significa que el culto a Asclepio parece haber comenzado aquí antes de lo que pensamos. Hasta ahora se creía que había comenzado alrededor del año 550 a.C., es decir, a mediados del siglo VI a.C.

Ahora es evidente que las estructuras son más tempranas, y esto es particularmente importante para la historia del santuario y para la historia del propio Asclepio, señaló el arqueólogo.

En el lugar donde más tarde se construyó el Tholos, se ha encontrado una parte del edificio, un edificio ‘doble’, con sótano y planta baja. Ya que hay un sótano, como en el Tholos, consideramos que es un precursor de éste, declaró Lamprinoudakis.

Cuando se decidió construir el Tholos, este edificio fue demolido. El espacio vacío creado por su sótano se llenó con reliquias del antiguo edificio, pero también de otras partes del santuario. Esto se debe a que (cuando) comenzó el gran programa del siglo IV a.C., también se demolieron algunos otros edificios, cuyo material fue enterrado con respeto en el lugar, añadió.

Detalle del nuevo edificio / foto Greek Reporter

El arqueólogo explicó que el nombre de Tholos fue dado a la estructura por Pausanias en el siglo II d.C.. Su nombre original, como sabemos por las inscripciones del siglo IV a.C., era Thymeli. Thymeli era una especie de altar (usado en el sacrificio), en el que las ofrendas se hacían sin sangre.

Según Lamprinoudakis las investigaciones nos dicen que el Tholos era una especie de casa subterránea de Asclepio, donde los pacientes eran tratados. El paciente que dormía en este lugar especial soñaba con que el dios Asclepio le revelara la cura de su enfermedad. Este antiguo edificio tenía una función similar a la de los Tholos, es decir, su sótano servía como asiento de Asclepio en la tierra.

El nuevo edificio, sin embargo, también da importantes pistas sobre la topografía del santuario. Explica la orientación de algunas otras construcciones que siguen, concluyó Lamprinoudakis.

Fuente: Greek Reporter.