Identifican los monos representados en los murales de la Edad del Bronce de Santorini como una especie del valle del Indo

Pinturas de Akrotiri / foto Greek Reporter

Los científicos han debatido durante años por qué las pinturas murales de la Edad de Bronce encontradas en el antiguo asentamiento de Akrotiri en la isla griega de Santorini representan monos de una especie que habitaba a miles de kilómetros de distancia, en Asia.

Se ha sugerido que, efectivamente, durante la Edad del Bronce pudo haber contactos entre culturas separadas por grandes distancias, que intercambiaban ideas y técnicas, a pesar de las barreras y dificultades.

Yacimiento de Akrotiri en Santorini / foto Wikimedia Commons

Akrotiri fue un asentamiento de la civilización minoica en la isla de Santorini (Tera) durante la Edad de Bronce, que fue enterrado por las cenizas de una erupción volcánica que ocurrió alrededor del año 1100 a.C. Muchas de las pinturas en las paredes de los edificios que quedaron enterrados y que datan de entre 3500–1100 a.C. muestran claramente monos, pero no existe evidencia arqueológica de monos en Grecia en ese momento.

La mayoría de los monos representados han sido identificados como especies egipcias, como los babuinos olivareros, algo que tiene sentido porque se sabe que Egipto tuvo contactos con la civilización minoica, que se extendió por varias islas del mar Egeo.

Pinturas murales de Akrotiri / foto dominio público en Wikimedia Commons

Sin embargo, un nuevo estudio en el que participaron investigadores de la Universidad de Pensilvania y de la Sociedad Zoológica de Londres, revela que otros primates representados en las paredes son monos langures grises (Semnopithecus), que viven en el sur de Asia en lo que hoy es Nepal, Bután e India, y particularmente en el Valle del Indo.

Quien realizó las pinturas ¿había visto un langur gris alguna vez?. ¿Quizá los minoicos llegaron hasta el Indo? No me sorprendería si algún día en el futuro encontráramos evidencia de ese tipo de contacto directo, dice Marie Nicole Pareja de la Universidad de Pensilvania en Filadelfia y autora principal del estudio, aunque también es posible que la visita fuera al revés, pero de nuevo no hay pruebas, añade, esto es, que gentes procedentes del Indo hubieran llevado los monos hasta la isla griega.

Monos en las pinturas de Akrotiri / foto dominio público en Wikimedia Commons

Lo más probable es que el Egeo y el Indo estuvieran conectados a través de Mesopotamia. Los langures pudieron haber sido importados a Mesopotamia donde los comerciantes minoicos los vieron y luego reprodujeron en las paredes de Akrotiri.

Es una prueba de este comercio de largo alcance, de estas relaciones con estas zonas remotas, dice Pareja. Incluso en la Edad de Bronce, parece que hubo un gran intercambio entre estas civilizaciones aparentemente dispares y completamente separadas.

Fuente: New Scientist / Marie Nicole Pareja, Tracie McKinney, Jessica A. Mayhew, Joanna M. Setchell, Stephen D. Nash, Ray Heaton, A new identification of the monkeys depicted in a Bronze Age wall painting from Akrotiri, Thera, Primates, DOI: 10.1007/s10329-019-00778-1