Paso Stelvio, la impresionante carretera que atraviesa los Alpes orientales

Carretera del Paso Stelvio / foto Wikimedia Commons

Al norte de Italia, en la frontera con Suiza en plenos Alpes orientales y a unos 2.757 metros sobre el nivel del mar, está el Paso Stelvio, que es el segundo de mayor altitud de los pasos pavimentados de los Alpes después del Col de l’Iseran francés. El Stelvio se hizo famoso gracias al Giro de Italia, que tiene allí una de sus etapas más duras y bellas, y más recientemente por el programa de televisión Top Gear, que lo calificó como la mejor carretera del mundo para conducir. En consecuencia hoy es un lugar casi permanentemente atestado de coches deportivos y motos.

Cima del Paso Stelvio / foto MatthewGhera en Wikimedia Commons

El paso está situado a apenas 200 metros de la frontera suiza, entre las localidades de Stilfs (en italiano Stelvio, situado en la región italiana de Tirol del Sur, el 98 por ciento de la población habla alemán) y Bormio.

A principios del siglo XIX, el emperador Francisco II de Habsburgo quiso construir una carretera que conectara directamente el valle de Venosta con Milán (entonces territorio austríaco), a través de la Valtellina. La tarea fue confiada al ingeniero jefe de la provincia de Sondrio, Carlo Donegani, experto en ingeniería vial de alta montaña que ya había diseñado la carretera del paso Spluga. Donegani proyectó las 88 horquillas o curvas, 48 de las cuales están numeradas con mojones en la parte de Tirol del Sur, y las otras 40 en la parte Lombarda.

Foto Kuebi en Wikimedia Commons

Las obras comenzaron en 1822 con participación de gran número de trabajadores, ingenieros y geólogos, y finalizaron en 1825 con un coste total de unos 2.901.000 florines. El emperador asistió a la inauguración.

Los austríacos construyeron tres fortificaciones en varios puntos de la subida desde el lado del Tirol del Sur: el fuerte de Gomagoi, el fuerte de Kleinboden y el fuerte de Weisser Knott, que formaban parte de la línea Gomagoi del Muro Alpino; cerca del paso se construyó el fuerte de Goldsee, del que hoy sólo quedan las ruinas.

La carretera en 1908 / foto Internet Archive

El paso constituyó la frontera entre el Imperio Austro-Húngaro y el Reino Italiano y hasta 1915 funcionó un servicio de diligencias que lo atravesaba. En la Primera Guerra Mundial se libraron allí combates sobre el hielo y la nieve. Después del final del conflicto, con la expansión de Italia, el paso perdió su importancia estratégica.

En 1928 se construyó sobre la antigua ruta la carretera SS 38 Stelvio, consolidando, ampliando y asfaltando todo el trazado para crear la actual calzada de dos sentidos.

El ciclista Aldo Mosser atravesando el paso el 3 de junio de 1965 / foto Giorgio Lotti en Wikimedia Commons

En el lado lombardo, a unos 2.500 metros de altitud, la carretera conecta con el cercano Giogo di Santa Maria, otro paso que conduce a territorio suizo.

El Paso Stelvio suele estar cerrado durante el invierno, abriendo de mayo a noviembre. La primera vez que el Giro de Italia lo atravesó fue en 1953, y desde entonces es una etapa habitual en la famosa carrera ciclista.

Fuentes: Dizionario storico / La Strada dello Stelvio / Parco nazionale dello Stelvio / Wikipedia.