Descubren en la Cueva de Denísova la estatuilla de animal más antigua del mundo

Foto : Institute of Archeology and Ethnography

Según reporta el diario The Siberian Times, el sensacional descubrimiento fue hecho hace tres meses en la Cueva de Denísova, el lugar donde se halló en 2010 la falange de una especie humana hasta entonces desconocida, el homínido de Denísova, por el equipo de arqueólogos del Instituto de Arqueología y Etnografía de Novosibirsk.

La figurita, de 42 milímetros de largo, 8 de grosor y 11 de alto de un león de las cavernas (Panthera spelaea) data del Paleolítico Superior, hace entre 40.000 y 45.000 años, y se encontró en la 11ª capa de la galería sur de la cueva. Hay que recordar que hasta ahora se han identificado en la cueva de Denísova 22 estratos que contienen artefactos arqueológicos y que datan hasta cerca de 125.000 a 180.000 años atrás.

Foto Institute of Archeology and Ethnography

Se trata de la imagen escultórica zoomorfa más antigua jamás encontrada en Siberia y en todo el territorio del norte y centro de Asia. Si se confirma la datación dada por los arqueólogos siberianos (40.000-45.000 años) puede ser la figura animal más antigua del mundo.

A la pequeña escultura le falta la cabeza del león, lo que vemos son sus patas traseras, la ingle, la espalda y el vientre, recubiertos con dieciocho hileras de muescas. Hay dos filas adicionales con cuatro muescas en el lado derecho del león.

Foto Institute of Archeology and Ethnography

Representa a un animal con la barriga metida y las patas traseras dobladas en actitud de saltar o prepararse para saltar. El animal se muestra en la posición típica de los grandes felinos en el momento en que están listos para atrapar una presa, dijo Mikhail Shunkov, jefe del Departamento de Arqueología de la Edad de Piedra del Instituto.

El marfil de mamut del que está hecha la estatuilla procede de al menos 100 kilómetros de distancia de la cueva, de los pasos septentrionales de las montañas de Altai.

Cueva de Denísova / foto Демин Алексей Барнаул en Wikimedia Commons

Se han encontrado rastros de ocre rojo alrededor de la zona del estómago -lo que sustenta la idea de que podría simbolizar una herida-, pero el investigador Alexander Fedorchenko cree que lo más probable es que todo el animal estuviera pintado de rojo.

En 2018 se descubrieron un lápiz y una piedra de mármol con restos de polvo ocre en la misma zona donde más tarde los arqueólogos encontraron la figurita del león.

No está claro si la figura representa un león macho o hembra, así como su propósito. Los arqueólogos creen que es demasiado simplista asumir que era un juguete, pero no hay pruebas de que pudiera haber sido un objeto de culto.

Los investigadores suponen que su creador era un Denisovano, pero según el profesor Shunkov hace 45.000 años el Homo sapiens ya se encontraba en Siberia, por lo que es muy probable que pudieran haber influido en los Denisovanos. De lo que están seguros es de que por el estilo en que fue hecho, el león de las cavernas de Denísova no se parece a nada que se haya encontrado anteriormente en el mundo.

Lo más parecido son las figuras de leones de la cueva de Vogerfelt, en el suroeste de Alemania, y de las cuevas del suroeste de Francia.

Fuente: The Siberian Times.