Encuentran en Turquía un sello asirio de 3.000 años de antigüedad

Foto Hurriyet Daily News

Los arqueólogos que trabajan en el yacimiento del castillo de Zerzevan, en la provincia turca de Diyarbakır , encontraron un sello de piedra grabado de unos 3.000 años de antigüedad. El castillo de Zerzevan, también conocido como castillo de Samachi, fue un importante enclave militar del Imperio Bizantino en Asia Menor.

Los investigadores llevan cinco años excavando el yacimiento del castillo, que se encuentra próximo a la localidad de Demirölçek, al sureste de Turquía. Tiene una superficie de 60.000 metros cuadrados e incluye restos de muros de 12 a 15 metros de altura y 1.200 metros de longitud, una torre de vigilancia de 21 metros de altura, un edificio administrativo, residencias, graneros y almacenes de armas, un santuario subterráneo dedicado a Mitra, refugios, tumbas, canales de agua y 54 cisternas.

Vista aérea del yacimiento del castillo de Zerzevan / foto Zerzevan Kalesi en Wikimedia Commons

El sello asirio se halló a unos cuatro metros de profundidad en un campo cercano al santuario subterráneo de 1.700 años de antigüedad, que tenía una capacidad para albergar a 400 seguidores del culto a Mitra.

Según Aytaç Coşkun, responsable del equipo de excavación, se pensaba que la fortaleza data de la época del Imperio Bizantino, pero las recientes excavaciones demuestran que su historia se remonta mucho más atrás, dados los hallazgos del período asirio realizados.

El sello encontrado ahora tiene grabados una figura, un árbol de la vida, un pájaro y una vasija de agua, supuestamente para regar el árbol de la vida. Los sellos como este se utilizaban en el mundo antiguo para autentificar la fuente o autoridad de un objeto o documento.

Detalle del sello asirio / foto Hurriyet Daily News

Según Coşkun tal vez la fortaleza ya estaba aquí durante la era asiria. Quizás el gobernante o general de este lugar usaba este sello. Junto con él, fueron desenterrados numerosos artefactos de bronce, lo que demuestra que había un asentamiento asirio de 3.000 años de antigüedad en la zona.

El yacimiento está situado en una colina rocosa de 124 metros de altura en la antigua ruta estratégica entre Amida (actual Diyarbakır) y Dara (cerca de la actual Mardin). Debido a su ubicación, el castillo de Zerzevan dominaba todo el valle, y por lo tanto fue una guarnición romano-bizantina clave y escenario de enfrentamientos militares entre los romanos y los sasánidas.

Las murallas y edificios del asentamiento alcanzaron su forma definitiva con la restauración y reconstrucción durante los reinados de Anastasio I (491-518) y Justiniano I (527-565).

Fuente: Hurriyet Daily News.