Encuentran en Alemania el equipamiento de un guerrero de la Edad del Bronce

Foto Volker Minkus

Investigaciones arqueológicas recientes en el valle del Tollense, dirigidas por la Universidad de Gotinga, la Agencia Estatal de Patrimonio Cultural de Mecklemburgo-Pomerania Occidental y la Universidad de Greifswald, han desenterrado una colección de 31 objetos inusuales. Los investigadores creen que se trata del equipo personal de un guerrero de la Edad de Bronce que murió en el campo de batalla hace 3.300 años.

El lugar del hallazgo / foto Stefan Sauer

Este hallazgo único fue descubierto por un equipo de buceo encabezado por el Dr. Joachim Krüger, de la Universidad de Greifswald, en el río Tollense, donde los objetos quedaron a cubierto del saqueo que inevitablemente siguió a los combates. El estudio se publicó en Antiquity.

Los registros arqueológicos de la Edad del Bronce europea están dominados por hallazgos de asentamientos, atesoramientos y pruebas de yacimientos funerarios. Sin embargo, el emplazamiento del río Tollense en el norte de Alemania es muy diferente y proporciona por primera vez en Europa la evidencia de un campo de batalla prehistórico.

Restos del campo de batalla / Foto Stefan Sauer

Ya se han recuperado más de 12.000 piezas de restos humanos del valle y el osteoantropólogo Ute Brinker ha identificado a más de 140 individuos – hombres adultos jóvenes en buena condición física. Sus restos mostraban signos de traumatismo -resultado de armas de corto y largo alcance- y lesiones curadas, lo que probablemente indica que estaban acostumbrados a combatir. Los resultados isotópicos sugirieron que al menos algunos del grupo no eran del área local, sin estar todavía clara su procedencia.

El descubrimiento de un nuevo conjunto de artefactos de restos de la batalla proporciona nuevas pistas interesantes. Los buceadores pudieron documentar una serie de objetos de bronce en su posición original en el suelo del río, entre ellos una hebilla de cinturón decorada, tres alfileres de vestido y también puntas de flecha.

Sorprendentemente, también encontraron 31 objetos bien empaquetados, lo que sugiere que estaban en un contenedor hecho de madera o tela que desde entonces se degradó. Los artículos incluyen una herramienta de bronce con mango de abedul, un cuchillo, un cincel y otros fragmentos de bronce.

El equipo del guerrero / foto Volker Minkus

La datación por radiocarbono de la colección demuestra que los hallazgos pertenecen a la misma capa del campo de batalla prehistórico y que probablemente eran el equipo personal de uno de los combatientes. De su estudio los especialistas deducen que hubo un conflicto violento masivo en la antigua Edad del Bronce nórdica (2000-1200 a.C.). De hecho, pruebas recientes sugieren que es probable que haya sido a gran escala y que se haya extendido claramente más allá de las fronteras regionales.

Según el profesor Thomas Terberger, del Departamento de Historia de la Universidad de Gotinga, este es el primer descubrimiento de objetos personales en un campo de batalla y proporciona información sobre el equipamiento de los guerreros de la época. El bronce fragmentado probablemente se usó como una forma de moneda antigua. El descubrimiento de un nuevo conjunto de artefactos también nos da pistas sobre los orígenes de los hombres que lucharon en esta batalla y cada vez hay más pruebas de que al menos algunos de los guerreros procedían del sur de Europa Central.

Fuentes: Universidad de Gotinga / Tobias Uhlig et al. Lost in combat? A scrap metal find from the Bronze Age battlefield site at Tollense (2019), Antiquity. DOI: 10.15184/aqy.2019.137