Encuentran un antiguo santuario y estructuras bizantinas en un islote frente a Citnos en las islas Cícladas

El nuevo asentamiento descubierto en el islote de Vryokastaki / foto Ministerio de Cultura de Grecia

Vryokastraki es un minúsculo islote, frente a la costa de la isla cicládica de Citnos, que antiguamente estuvo conectado a tierra mediante un pequeño istmo. Hace un año las excavaciones realizadas en el islote (y en el yacimiento de Vryokastro frente al que se alza) revelaron la presencia de un asentamiento, al menos desde el tercer milenio a.C.

Restos del antiguo templo en Vryokastraki / foto Ministerio de Cultura de Grecia

En Vryokastro, la parte del sitio sobre la bahía de Episkopi en el noroeste de la isla, aparecieron restos de un templo de hace unos 2.700 años, dedicado a Hera o Afrodita, así como numerosos objetos de oro, plata y bronce, figurillas de terracota y cerámica pintada de entre los siglos VII y V a.C.

Ahora las excavaciones en el islote frente a Vryokastro han sacado a la luz una nueva serie de hallazgos que incluyen una basílica cristiana primitiva, estructuras bizantinas y un santuario de la Antigüedad.

Según el anuncio publicado por el Ministerio de Cultura de Grecia hace pocos días, la actividad proto-bizantina en el islote fue tan intensa que daño gravemente las estructuras más antiguas, utilizando sus restos para construir nuevos muros y edificios.

Restos bizantinos / foto Ministerio de Cultura de Grecia

En la meseta superior sur del islote se encontró una terraza monumental de casi 22 metros de largo por 4,50 metros de altura, que se puede datar en la época clásica, tanto por su mampostería isodómica como por la cerámica descubierta dentro de una capa de grava que forma parte de la estructura. Estas piezas de cerámica son de excelente calidad, de las épocas geométrica y arcaica.

A una distancia de 5 metros al este de la terraza, la roca tallada forma un afloramiento rectangular de aproximadamente 11×4 metros, hoy muy erosionado, que parece ser un altar monumental.

Existen también numerosos vestigios de tallas antiguas, algunas de las cuales parecen estar relacionadas con un templo monumental que se habría establecido aquí. El estudio cuidadoso de estas tallas puede quizás ayudar a aclarar hasta cierto punto la forma del templo y su antigüedad. La identidad de la deidad adorada aquí permanece desconocida por el momento.

La basílica paleocristiana / foto Ministerio de Cultura de Grecia

Durante la Antigüedad Tardía se levantaron fortificaciones en el islote, que protegían su parte oriental. Están levantados sobre muros anteriores, probablemente arcaicos, unidos por zonas parcialmente excavadas en la roca. Los otros lados del islote eran inaccesibles debido a las formaciones rocosas verticales. En el interior de estas fortificaciones se encontró una moneda de bronce del emperador Mauricio Tiberio (582-602).

En los muros de la basílica paleocristiana aparecieron dos inscripciones fragmentarias, probablemente reutilizadas, una de principios del siglo IV a.C. y otra del siglo I d.C. que conmemora al emperador Vespasiano o Domiciano.

El islote permaneció habitado y en uso por lo menos hasta el siglo VII, cuando fue abandonado.

Fuente: Ministerio de Cultura de Grecia.