El Tsakonio es el único lenguaje griego actual que proviene del que hablaban los espartanos

Monumento a Leónidas y los espartanos en las Termópilas / foto Aliaksandr Antanovich – Shutterstock

Aunque oficialmente es considerado un dialecto, el tsakonio es una variedad divergente del griego frecuentemente clasificado como una lengua separada, ya que no es inteligible para los hablantes de griego modernos estándar.

Hoy se habla en una pequeña zona montañosa en el interior de la costa este de la península del Peloponeso, en el Golfo Argólico, alrededor de las ciudades de Leonidio y Tyros (aunque antiguamente se extendía mucho más hacia el sur), y es una lengua única entre las variedades de griego. La razón es que se cree que no proviene del antiguo Koiné del ático y del jónico (de donde proceden el resto de lenguas griegas, incluido el griego moderno), sino del dórico o de una variedad tardía y antigua del koiné influenciada por el dórico que se hablaba antes en una zona más amplia del Peloponeso, incluida Laconia. Es decir, de la lengua que hablaban los espartanos.

En azul, la pequeña zona de habla Tsakonia en un mapa de 1890 / foto dominio público en Wikimedia Commons

Así, se le considera el único descendiente vivo del lenguaje dórico (aunque los especialistas todavía discuten si incluir aquí al dialecto maniota). En cualquier caso, solo quedan unos pocos cientos de hablantes de Tsakonio, considerándose hoy que está en peligro de extinción.

El vocabulario tsakonio es, según los expertos, reconociblemente dórico, aunque a lo largo de los años ha tomado numerosos préstamos del griego moderno e incluso del turco. Para representarlo se usa tradicionalmente el alfabeto griego estándar, al que se añaden dígrafos y símbolos para representar aquellos sonidos que no existen en el griego demótico.

A la región donde se habla se la denomina Tsakonia, aunque no es una entidad política dentro del estado griego. En su Breve Gramática del Dialecto Tsakoniano publicada en 1951, el profesor Thanasis Costakis definía Tsakonia como el área que va desde la ciudad de Agios Andreas en Cinouria hacia el sur hasta Leonidio y Tyros, y hacia el interior hasta Kastanitsa y Sitaina, pero afirma que en épocas anteriores el área de habla Tsakoniana se extendía hasta el Cabo Malea en Laconia oriental.

«Nuesta lengua es el Tsakonio. Pide a la gente que lo hable contigo». Un cartel bilingue (tsakonio-griego moderno) de Leonidio o Tiro (Grecia) / foto Мико en Wikimedia Commons

La principal ciudad de Tsakonia en tiempos del imperio Otomano era Prastos, que se beneficiaba de un privilegio comercial especial concedido por las autoridades de Constantinopla. Prastos fue quemada por Ibrahim Pasha durante la Guerra de la Independencia griega y fue abandonada, huyendo sus residentes a la zona alrededor de Leonidio y Tyros y otros lugares en el Golfo Argólico, la zona donde hoy se encuentran los hablantes de tsakonio.

En cuanto al término tsakonio (o tsakoniano), aparece por primera vez en los escritos de los cronistas bizantinos, quienes derivan el etnónimo de una corrupción de Lakonas (lacónico-lacedemónico, es decir, espartano), una referencia a las raíces dóricas de la lengua tsakoniana y a la conversión relativamente tardía de la gente al cristianismo y a la práctica de las costumbres tradicionales helénicas.

Fuentes: Tsakonian Dialect / Endangered Languages Project / Projet Homere / Wikipedia.