El rostro de los antepasados de Lucy: encuentran por primera vez un cráneo de Australopithecus anamensis

Reconstrucción facial del cráneo encontrado / foto Matt Crow, Cleveland Museum of Natural History

Australopithecus anamensis es la primera especie conocida de Australopithecus, ampliamente aceptada como progenitora de la especie de la famosa Lucy, el Australopithecus afarensis. Hasta ahora, A. anamensis era conocida principalmente solo por restos de mandíbulas y dientes. Yohannes Haile-Selassie del Museo de Historia Natural de Cleveland, Stephanie Melillo del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva y sus colegas han descubierto el primer cráneo de A. anamensis en el yacimiento paleontológico de Woranso-Mille, en la región de Afar, Etiopía.

Este cráneo fósil de 3,8 millones de años de antigüedad representa un intervalo de tiempo entre hace 4,1 y 3,6 millones de años, cuando A. anamensis dio origen a A. afarensis. Los investigadores utilizaron las características morfológicas del cráneo para identificar qué especie representa el fósil.

El cráneo en el lugar del descubrimiento / foto Yohannes Haile-Selassie, Cleveland Museum of Natural History

Las características de la mandíbula superior y el diente canino fueron fundamentales para determinar que es atribuible a A. anamensis, dijo Melillo. Este cráneo demuestra que A. anamensis y A. afarensis coexistieron durante aproximadamente 100.000 años. Esta superposición temporal desafía la idea ampliamente aceptada de una transición lineal entre estos dos antepasados humanos primitivos. Según Haile-Selassie: Esto supone un cambio en nuestra comprensión de la evolución humana durante el Plioceno.

El equipo de investigadores, que lleva trabajando durante los últimos 15 años en el yacimiento, descubrió el cráneo en febrero de 2016. En los años posteriores a su descubrimiento los paleoantropólogos del proyecto llevaron a cabo extensos análisis mientras que los geólogos trabajaban para determinar la edad y el contexto del espécimen. Los resultados de los hallazgos del equipo se publicaron en dos artículos de la revista científica internacional Nature.

El cráneo fue encontrado en los depósitos arenosos de un delta donde un río desembocaba en un lago. El río probablemente se originó en las tierras altas de la meseta etíope, mientras que el lago se desarrolló en elevaciones más bajas, donde la actividad de las grietas hizo que la superficie de la Tierra se estirara y adelgazara, creando las tierras bajas de la región de Afar. Los granos de polen fósil y los restos químicos de plantas fósiles y algas que se conservan en el lago y los sedimentos del delta proporcionan pistas sobre las antiguas condiciones ambientales. Específicamente indican que la cuenca del lago era mayormente seca, pero que también había áreas boscosas en las orillas del delta o a lo largo de la orilla del río que alimentaba el delta y el sistema lacustre. El individuo en cuestión vivía cerca de un gran lago en una región seca.

El cráneo de 3,8 millones de años de edad de Australopithecus anamensis está sorprendentemente completo / foto Dale Omori, Cleveland Museum of Natural History

Australopithecus anamensis es el miembro más antiguo conocido del género Australopithecus. Debido al raro estado casi completo del cráneo, los investigadores identificaron rasgos faciales nunca antes vistos en la especie. Tiene una mezcla de rasgos faciales y craneales primitivos y derivados que no esperaba ver en un solo individuo, dijo Haile-Selassie.

Algunas características fueron compartidas con especies posteriores, mientras que otras tenían más en común con las de grupos de antepasados humanos primitivos aún más antiguos como Ardipithecus y Sahelanthropus. Hasta ahora, teníamos una gran brecha entre los antepasados humanos más antiguos conocidos, que tienen unos 6 millones de años, y especies como Lucy, que tienen entre dos y tres millones de años. Uno de los aspectos más emocionantes de este descubrimiento es la forma en que tiende un puente sobre el espacio morfológico entre estos dos grupos, dijo Melillo.

El nuevo cráneo permitió a los investigadores caracterizar por primera vez la morfología frontal en A. anamensis y reconocer que estos rasgos diferían de la morfología común al frontal de Belohdelie y a otros especímenes craneales ya conocidos para la especie de Lucy. Como resultado, el nuevo estudio confirma que el frontal de Belohdelie pertenecía a un individuo de la especie de Lucy. Esta identificación extiende el registro más antiguo de A. afarensis a 3,9 millones de años atrás, mientras que el descubrimiento del cráneo empuja la última fecha de aparición de A. anamensis hacia adelante a 3,8 millones de años, lo que indica el período de superposición de al menos 100.000 años.

Fuentes: Max Planck Institute for Evolutionary Anthropology / A 3.8-million-year-old hominin cranium from Woranso-Mille, Ethiopia, Yohannes Haile-Selassie, Stephanie M. Melillo, Antonino Vazzana, Stefano Benazzi & Timothy M. Ryan. Nature 2019. dx.doi.org/10.1038/s41586-019-1513-8