Encuentran la antigua ciudad de Ziklag, donde David se refugió con los filisteos

Tel a-Rai, ahora identificada como Ziklag / Foto Israel Antiquities Authority

Arqueólogos australianos e israelíes anunciaron esta semana el descubrimiento de la ciudad bíblica de Ziklag, cuyas ruinas han sido halladas en Tel a-Rai, cerca de la localidad de Kiryat Gat en Israel. Una primera datación las sitúa a comienzos del siglo X a.C., en tiempos del rey David.

Esto refuerza la teoría de que David era más que un simple jefe local, como sostienen algunos investigadores, y en efecto habría gobernado sobre un reino unido en el área de Judea, aunque no tan poderoso como hasta ahora se había pensado.

Foto Expedición Arqueológica en Khirbet a-Ra’i

Ziklag se menciona en los libros bíblicos de Josué y Samuel como un poblado filisteo contiguo a la ciudad de Gat. Su nombre destaca en el registro bíblico porque no es semita ni cananeo, sino filisteo (los recientes estudios de ADN han puesto de manifiesto el origen de este pueblo). Según estos libros, Ziklag sirvió de refugio al futuro rey David cuando huyó de Saúl. Allí, él y 600 de sus hombres se establecieron durante 14 meses y la usaron como base para atacar a los pueblos vecinos.

Más tarde, en el libro de Nehemías, se menciona a Ziklag como uno de los lugares a los que los judíos regresaron de Babilonia.

Foto Philip Bohstrom

Tras siete temporadas de excavaciones se desenterraron unos mil metros cuadrados del asentamiento, con hallazgos que incluyen enormes estructuras de piedra y artefactos culturales típicos filisteos, incluyendo cerámica, ofrendas, huesos de aceituna y otros objetos orgánicos.

El análisis y datación por carbono-14 de todos estos objetos identifica al sitio como la ciudad perdida donde David se asentó, según se narra en el primer y segundo libros de Samuel. De hecho, el lugar ofrece evidencia de todos los períodos bíblicos, incluyendo también restos persas posteriores.

Hay dos niveles de destrucción en el yacimiento, uno de principios del siglo X a.C. y otro de mediados del siglo XI a.C. La capa de destrucción del siglo X es la que se correspondería con la narrativa bíblica.

No obstante, no todos los expertos están convencidos de que se trata de Ziklag, ya que consideran que esta debía estar situada más al interior, cerca del desierto y alejada de la llanura costera.

Fuentes: Haaretz / Times of Israel