El espectacular pilar de Katskhi en Georgia

El pilar de Katskhi / foto ლევან ნიორაძე en Flickr

Cerca de la aldea de Katskhi, en la región de Imereti al oeste de Georgia, hay un monolito natural de roca y unos 40 metros de altura al que se denomina pilar de Katskhi.

La primera mención del mismo en el registro histórico aparece en la obra del siglo XVIII Descripción del reino de Georgia, escrita por el cartógrafo, historiador y geógrafo (además de príncipe) Vakhushti, que vivió entre 1696 y 1757. Allí se dice:

hay una roca dentro del barranco que se levanta como un pilar, considerablemente alto. Hay una pequeña iglesia en la cima de la roca, pero nadie es capaz de ascenderla, ni saben como hacerlo

Foto G.N. en Wikimedia Commons

Efectivamente, la iglesia, que todavía existe, se levantó en algún momento entre los siglos VI y X, aunque nadie sabe cómo ni por qué. Lo que sí se sabe es que el lugar fue habitado por eremitas cristianos al menos hasta el siglo XV. De hecho, los restos del último fueron encontrados durante la primera ascensión documentada al pilar.

Ésta tuvo lugar en julio de 1944, cuando un grupo dirigido por el alpinista Alexander Japaridze y el escritor Levan Gotua alcanzaron la cima del pilar, descubriendo los restos de dos iglesias medievales asociadas a prácticas estilitas (aquellos eremitas medievales que pasaban su vida encima de columnas o pilares).

Foto Jaba1977 en Wikimedia Commons

No obstante, investigaciones posteriores ponen en duda la idea del ascetismo extremo, ya que encontraron que el complejo del pilar habría estado compuesto de una iglesia monasterio con celdas para los ermitaños, pero también de una pequeña bodega.

Imagen de 2013 con el monje Maxime en lo alto del pilar / foto Jaba1977 en Wikimedia Commons

En 1995 un monje solicitó permiso para restaurar los edificios y vivir en el pilar, siéndole concedido. Se instaló entonces una escalera de hierro y se permitió el acceso (solo de hombres), aunque parece que recientemente ha sido declarada inaccesible por las autoridades.

En cualquier caso, la restaurada iglesia, una pequeña capilla de apenas 4,5 por 3,5 metros, se dedicó al santo Máximo el Confesor, y el monje en cuestión, llamado Maxime Qavtaradze, se quedó a vivir en el pilar, tal y como recogían numerosos medios en 2013, aunque la imagen de una tumba que se encuentra al pie del pilar, fechada en 2014, parece indicar que falleció al año siguiente.

Como en tantos otros lugares de Europa, parece que el pilar ya era un centro de culto mucho antes de la llegada del cristianismo a Georgia en el siglo IV, el segundo país en declararlo religión oficial tras Armenia.

La tumba al pie del pilar / foto Andrew Millingan sumo en Flickr

Muchos turistas se acercan a Katskhi solo para ver el pilar, y la mayoría coincide en dos cosas: desde abajo el sitio es realmente impresionante; y el recuerdo de los monasterios de Meteora siempre aflora.

Fuentes: Eurasianet / Description géographique de la Géorgie / The Telegraph / Wikipedia.