Un estudio sugiere que en Göbekli Tepe se organizaban grandes festivales estacionales para reclutar trabajadores

Vista de las ruinas de Göbekli Tepe / foto Nejdet Duzen – Shutterstock

Göbekli Tepe está considerado como el lugar de culto religioso más antiguo descubierto, datado hacia el X milenio a.C. y enterrado deliberadamente hacia el año 8000 a.C. Es particularmente importante porque se construyó en un momento en el que no había comenzado el proceso de sedentarización, levantado por cazadores-recolectores, lo que lo convierte en uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de la historia.

Está situado al noreste de la ciudad turca de Sanliurfa, la antigua Edessa, cerca de la frontera Siria en una colina al sudeste de Turquía.

Edificios rectangulares de Göbekli Tepe y cuencos de molienda / foto K. Schmidt – Instituto Arqueológico Alemán

El equipo de arqueólogos del Instituto Arqueológico Alemán que trabaja en el yacimiento publicó recientemente un estudio titulado Cereal Processing at Early Neolithic Göbekli Tepe, southeastern Turkey, en el que analizan el procesamiento de cereales en el lugar y su papel en el Neolítico temprano (X-IX milenio a.C.).

En él destacan la llamativa abundancia de herramientas encontradas relacionadas con el procesamiento de alimentos, incluyendo más de 7.000 losas de molienda, tazones, piedras de mano y morteros, que no han sido estudiados minuciosamente hasta ahora.

Reconstrucción de los edificios que rodeaban las construcciones monumentales / foto N. Becker – Instituto Arqueológico Alemán

Mediante análisis formales, experimentales y macro y microscópicos de los objetos y su desgaste por el uso, el estudio revela que los habitantes de Göbekli Tepe fueron capaces de producir herramientas de molienda estandarizadas y eficientes, la mayoría de las cuales se utilizó para el procesamiento de cereales. Un análisis de fitolitos confirmó la presencia masiva de cereales en el lugar, rellenando el hueco dejado por macrodesechos carbonizados que apenas se han conservado.

Según el estudio la organización del trabajo y el suministro de alimentos ha sido siempre una cuestión central en la investigación en Göbekli Tepe, ya que la construcción y el mantenimiento de la arquitectura monumental habrían necesitado una fuerza de trabajo considerable. El análisis de las herramientas realizado por los investigadores reveló una relación entre la preparación de alimentos y los edificios rectangulares de la segunda fase constructiva, que rodean los edificios circulares centrales.

Herramientas de molienda encontradas en Göbekli Tepe / Modelos 3D de H. Höhler-Brockmann y N. Schäkel – Instituto Arqueológico Alemán

Los investigadores encontraron pruebas de que el procesamiento extensivo de alimentos vegetales y los datos arqueozoológicos apuntan a la caza a gran escala de gacelas entre mediados del verano y el otoño. Al no haberse hallado o identificado en el yacimiento grandes instalaciones de almacenamiento, los autores abogan por que la producción de alimentos tenía como objetivo su consumo inmediato. Por tanto, interpretan estos picos de actividad estacional en Göbekli Tepe como evidencias de la organización de grandes festivales asociados al trabajo constructivo en el sitio.

Esto complementaria la imagen obtenida del análisis de los restos animales, y apoya la hipótesis de que, en verano y otoño, se celebraban allí grandes reuniones que tenían como objetivo atraer a trabajadores para contribuir a la construcción del complejo.


Fuentes: Cereal processing at Early Neolithic Göbekli Tepe, southeastern Turkey, Laura Dietrich, Julia Meister, Oliver Dietrich, Jens Notroff, Janika Kiep, Julia Heeb, André Beuger, Brigitta Schütt. PLOS ONE May 2019, doi.org/10.1371/journal.pone.0215214 / Deutsches Archäologisches Institut.