El misal de Silos, el libro europeo más antiguo hecho con papel

Detalle del Misal mozárabe de Silos / foto Biblioteca de Silos

Los egipcios escribían desde antes del siglo XXX a.C. sobre papiro, un material vegetal hecho a partir de la planta del mismo nombre (Cyperus papyrus) que crece en las orillas del Nilo. Más tarde, durante la antigüedad grecorromana se popularizó el uso del pergamino, a base de pieles de oveja o cabra curtidas y pulidas para permitir la fijación de la tinta. El alto coste de este último material hizo que a partir del siglo VIII los copistas reutilizasen los pergaminos borrándolos y escribiendo encima, dando origen a los palimpsestos.

Proceso de fabricación del papel inventado por Cai Lun / foto dominio público en Wikimedia Commons

Pero los chinos encontraron una solución ya hacia el siglo II a.C. con el desarrollo de formas rudimentarias de papel. En el año 105 d.C. Cai Lun, consejero del emperador He de Han, inventó un nuevo procedimiento para su fabricación, que se utilizaría en China exclusivamente durante 500 años, hasta que entraron en contacto con el mundo árabe. Sucedió, probablemente, a consecuencia de la batalla de Talas que tuvo lugar en el año 751 d.C. a orillas del río de ese nombre en el actual Kirguistán, entre el califato Abasí y la dinastía imperial Tang.

No existe consenso entre los historiadores, pero algunos defienden que los prisioneros chinos capturados en la batalla empezaron a producir papel en Samarkanda, introduciéndolo así en el mundo árabe, desde donde llegaría luego a Europa a través de la Península Ibérica en el siglo XI. Sería en Játiva donde se crearía en el año 1056 la primera fábrica de papel europea. El geógrafo árabe Al-Idrisi, nacido en Ceuta y que vivió en la corte normanda de Roger II de Sicilia, escribiría en su libro Kitab Ruyar en 1154:

Játiva es una bonita villa con castillos…se fabrica papel como no se encuentra otro en el mundo. Se expide a Oriente y Occidente

Por eso no es raro que el primer libro de Europa creado (parcialmente) con papel se guarde en el Monasterio de Santo Domingo de Silos, en Burgos. No se sabe exactamente la fecha de su creación, pero sí que tiene que ser anterior al año 1036 (pues el manuscrito sigue el rito mozárabe, sustituido ese año por el gregoriano).

Misal mozárabe de Silos / foto Biblioteca de Silos

Se trata del llamado Misal Mozárabe de Silos, compuesto de 157 folios de los cuales los 39 primeros son de papel y el resto de pergamino. Aunque se guarda en el monasterio de Silos no fue hecho en su scriptorium, sino en el del monasterio de Santa María la Real de Nájera, La Rioja (que alberga el panteón de los reyes de Nájera-Pamplona).

El papel de esos 39 folios tampoco se fabricó en Silos sino que procede de una factoría musulmana. No obstante, Gonzalo Gayoso apunta que pudo fabricarse en una zona próxima a Silos porque allí existían monasterios que fueron poblados o dieron cobijo a monjes mozárabes huidos de Al-Andalus.

Biblioteca de la Abadía de Santo Domingo de Silos / foto Biblioteca de Silos

El misal en sí es de lino y de escasa refinación, sin filigrana. Por ello no es tan valioso como otros códices de la misma biblioteca, salvo por el hecho de ser el primer libro de papel de la cultura occidental. Hace unos años, en 2013, fue muy comentada la visita de Umberto Eco a Silos, donde le dejaron hojearlo, porque lo menciona en su famosa novela El nombre de la rosa.


Fuentes: El papel, 2000 años de historia / Biblioteca de la Abadía de Santo Domingo de Silos / A propósito de papel con filigrana de época nazarí conservado en el archivo histórico provincial de Málaga (Sonsoles González García, Belén Plaza Villanos) / Wikipedia.