Un nuevo Van Gogh: Naturaleza muerta con frutas y castañas

Detalle de Naturaleza muerta con frutas y castañas / foto Fine Arts Museum of San Francisco

Según reporta Martin Bailey en The Art Newspaper, el Museo Van Gogh de Amsterdam acaba de autentificar un Van Gogh que hasta ahora los expertos consideraban una falsificación. El cuadro, titulado Naturaleza muerta con frutas y castañas, se encuentra desde 1960 en el Museo de Bellas Artes de San Francisco.

Ambroise Vollard frente a un cuadro de Picasso / foto dominio público en Wikimedia Commons

La pintura aparece en un inventario realizado en 1890, poco después de la muerte de Van Gogh, con una referencia a peras y castañas y el nombre Bernard asociado. Los especialistas creen que se trata de Emile Bernard, amigo del artista, cuya madre vendió una obra con ese título y las dimensiones del cuadro en poder del museo al marchante Ambroise Vollard en 1899.

Ahora el Museo Van Gogh de Amsterdam, tras analizar la obra, ha concluido que es auténtica, datándola en el otoño de 1886 y determinando que tanto el lienzo como la pincelada coinciden con los utilizados por Van Gogh. Según Thomas Campbell, director de los museos de San Francisco, la obra muestra la experimentación de Van Gogh con técnicas aprendidas de su estudio de los maestros flamencos y de los impresionistas.

Fue adquirido por el primer esposo de la artista norteamericana Sadie Adriani en 1922, y donado posteriormente por ella y Bruno Adriani al museo de San Francisco, donde hasta 2014 se expuso etiquetado como un posible Van Gogh. El problema es que la obra no lleva firma, tan solo una inscripción por detrás en la que pone naturaleza muerta, pintada por Vincent Van Gogh. Además, se pensaba que había sido pintada en 1884, por lo que la paleta de colores parecía inusual para ese período.

Naturaleza muerta con frutas y castañas, por Vincent Van Gogh / foto Fine Arts Museums of San Francisco

La pintura representa dos peras y una manzana que reposan sobre un grupo de castañas, una composición típicamente otoñal. Además, la reflectografía infrarroja ha revelado que el artista reutilizó el lienzo, sobre el que originalmente había pintado el retrato de una mujer con pañuelo.

El nuevo Van Gogh se podrá ver en la exposición Making Van Gogh: A German Love Story en el Museo Städel de Frankfurt del 23 de octubre de 2019 al 16 de febrero de 2020.

Fuente: The Art Newspaper / Fine Arts Museums of San Francisco