Identifican la falla que causó los terremotos que sacudieron Roma a finales de la Antigüedad

Es sabido, por evidencias científicas y documentales, que la ciudad de Roma sufrió hasta cinco terremotos entre el final de la Antigüedad y los comienzos de la Edad Media. Estos eventos sucedieron en los años 443, 484 o 508, 618, 801 y 847.

El primero de ellos, el del año 443, se menciona en los Fasti vindobonenses posteriores, anales consulares que se encontraron en el Manuscrito Vindobonensis y fueron publicados por primera vez en 1553. Ahí se describe el colapso de estatuas y pórticos de la ciudad que Lanciani identificó ya en 1917 como pertenecientes al área entre la vía Arenula y el Campo di Fiori, en el centro de Roma. Otras fuentes reseñan el colapso de casas y edificios públicos, e incluso daños en el Coliseo.

Daños causados por los terremotos históricos en Roma / foto Emanuela Falcucci

El que sucedió en 484 o 508 es conocido por inscripciones en dos estelas de mármol hoy ubicadas en la entrada principal del propio Coliseo. En ellas se mencionan importantes restauraciones de partes del anfiteatro (arenam et podium) promovidas por Decius Marius Venantius Basilius después de que un terremoto, al que se califica de repugnante, causara daños en ellas. Estas reformas han sido confirmadas por datos arqueológicos en 1999.

Según los expertos, la incertidumbre en la datación del terremoto se debe a la coincidencia de los nombres de los Venantius que iniciaron la restauración. Dos senadores con el mismo nombre fueron cónsules en diferentes años; es decir, en el 484 y en el 508. Esta cuestión sigue sin resolverse hasta hoy. Por un lado, en comparación con otras fuentes epigráficas, la referencia sólo a Venantius como promotor de las obras hace que la hipótesis de 484 sea una mejor opción que la de 508.

Una de las inscripciones que mencionan el terremoto de 484 o 508 / foto P. Galli

Ahora, un nuevo estudio ha identificado la falla responsable de esos terremotos que asolaron Roma. Se trata de la falla del Monte Vettore, que los científicos habían considerado inactiva hasta que en 2016 generó tres grandes terremotos, el primero de los cuales dejó casi 300 víctimas.

Según reporta Nature, un equipo dirigido por Paolo Galli, del Departamento de Protección Civil de Roma (y que ya en 2013 había publicado un artículo sobre los terremotos históricos de Roma) cavó zanjas a través de la falla para buscar alteraciones del suelo causadas por los terremotos del pasado. Los investigadores encontraron evidencias de 6 grandes terremotos en los últimos 9.000 años.

Situación de la falla en Google Maps

Uno de ellos ocurrió a mediados del siglo V d.C. y podría ser el mismo terremoto que mencionamos al comienzo, que según los historiadores medievales, dañó el Coliseo y otros edificios de Roma en el año 443 d. C.

En promedio, la falla del Monte Vettore ha generado terremotos de magnitud superior a 6,5 cada 1.800 años, por lo que según los autores, los terremotos de 2016 no deberían haber sido tan sorprendentes.

Fuentes: Nature / The awakening of the dormant Mt Vettore fault (2016 central Italy earthquake, Mw 6.6). Paleoseismic clues on its millennial silences (P. Galli, A. Galderisi, E. Peronace, B. Giaccio, I. Hajdas, P. Messina, D. Pileggi, F. Polpetta), doi.org/10.1029/2018TC005326 / Archaeoseismological evidence of past earthquakes in Rome (5th–9th century A.D.) used to quantify dating uncertainties and coseismic damage (Fabrizio Galadini, Giovanni Ricci, Emanuela Falcucci, Camilla Panzieri)