6 países han iniciado el proceso para su unión política en la Federación Africana Oriental

En septiembre de 2018 seis países formaron una comisión encargada de iniciar el proceso de su unión política y de la redacción de una constitución. Burundi, Kenia, Sudán del Sur, Ruanda, Tanzania y Uganda pretenden así convertirse en una única entidad política llamada Federación Africana Oriental.

De hecho ya forman parte de una unión aduanera y comercial denominada Comunidad Africana Oriental, que tiene su sede en la ciudad tanzana de Arusha. Se formó en 2001 con la participación de Kenia, Uganda y Tanzania, a los que se unieron Burundi y Ruanda en 2007, y Sudán del Sur en 2016. Antes, en 1999, se había creado un pasaporte común (a los tres países fundadores), que permitía el libre tránsito de ciudadanos entre ellos.

Miembros actuales y su territorio conjunto / foto WindVector – Shutterstock

La unión monetaria y política estaba prevista para 2015, pero la entrada de Sudán del Sur retrasó las aspiraciones hasta finales de 2018. Cada estado ha nombrado dos expertos (un total de 12) para que se encarguen de iniciar los trámites y redactar la Constitución que debería estar lista en 2021, para ser promulgada en 2023.

En un principio la unión tendría la forma de Confederación, para permitir a los estados ir adaptando sus sistemas antes de convertirse definitivamente en una Federación. La diferencia entre ambas es que la pertenencia a una confederación es voluntaria, pudiendo revertirse, mientras que la salida de una federación es más complicada. En el momento en que la federación entre en vigor, las constituciones de los estados socios quedarían subordinadas a la de aquella.

Si finalmente culmina con éxito, el nuevo país sería el más grande de África, con casi dos millones y medio de kilómetros cuadrados de territorio, y el segundo en población del continente tras Nigeria (tendría casi la mitad de población que los Estados Unidos). Inevitablemente supondría el mayor cambio del orden mundial desde la caída de la Unión Soviética.

Arusha, Tanzania, actual capital de la Comunidad / foto Marius Dobilas – Shutterstock

Curiosamente la lengua oficial sería el inglés, con el suajili como lengua franca (a la espera de lo que legisle la nueva constitución). La capital del país sería la sede actual de la comunidad, Arusha, en Tanzania y cercana a la frontera de Kenia. La moneda, según una propuesta de 2013 sería el chelín africano oriental. La bandera sería la de la actual comunidad, también susceptible de posible cambio en el futuro.

No obstante, la actual confrontación entre Burundi y Ruanda (y entre Ruanda y Uganda), puesta de manifiesto en la última cumbre de la Comunidad Africana Oriental a principios de febrero de 2019, puede retrasar los planes para la unión. Burundi acusa a Ruanda de haber patrocinado un intento de golpe de estado en 2015. Y Ruanda acusa a Uganda de deportaciones arbitrarias de sus ciudadanos.

Fuentes: The East African / Business Daily Africa / Wikipedia.