Charles Joseph Bonaparte, el sobrino-nieto de Napoleón que fundó el FBI

Sacudiendo un poco el mantel encontramos parientes de Napoleón por doquier y muchos de ellos con interesantes vidas. Aparte de los numerosos artículos que hemos dedicado al emperador, también vimos, por ejemplo, cómo Louis Napoleón estuvo en la Resistencia Francesa durante la Segunda Guerra Mundial o la muerte en combate de Eugenio Luis, hijo de Napoleón III y la española Eugenia de Montijo, luchando contra los zulúes. Hoy vamos a reseñar la historia de otro descendiente, Charles Joseph Bonaparte, que fue fiscal general de EEUU y bajo cuya gestión se fundó el BOI, precedente del FBI.

Todos estos bonapartes tuvieron algo en común: no descendían de Napoleón directamente, ya que éste sólo tuvo un hijo (llamado como él pero apodado el Aguilucho), engendrado con la emperatriz María Luisa de Austria y que nunca se casó ni tuvo vástagos oficialmente (aunque hay quien sugiere que era padre del famoso Maximiliano de Austria, emperador de México, la mayoría de los historiadores le consideran estéril). Por tanto, quien perpetuó la estirpe de los Bonaparte, al menos en lo referente a los personajes citados, fue Jérôme.

Jérôme Bonaparte como rey de Westfalia (Gérard)/Imagen: dominio público en Wikimedia Commons

Jérôme (o Jerónimo, como se le conoce en castellano) era el pequeño de la familia. Se casó dos veces, la primera en EEUU (donde se había establecido) con una socialité llamada Elizabeth Patterson y la segunda con la princesa Catalina de Württemberg. Tuvo hijos con ambas pero el que nos interesa aquí es el primogénito, el americano: Jérôme Napoleón Bonaparte, nombre que suele generar confusión porque a uno de los que tuvo con Catalina lo bautizó igual. Para distinguirlos, al primero se le suele añadir el diminutivo Bo que le adjudicaron los inefables estadounidenses.

En realidad Bo había nacido en Londres en 1805 pero su madre se lo llevó a su país cuando el emperador francés anulo el matrimonio con su hermano menor para proporcionar a éste una esposa de alcurnia y poder hacerlo rey de Wesfalia. Ello implicaba la pérdida del derecho a llevar el apellido, si bien décadas más tarde su primo Napoleón III revirtió esa decisión. Bo, que tenía asegurada una vida cómoda porque la familia materna poseía prósperos negocios de comercio en Baltimore, estudió Derecho en Harvard, aunque no llegó a ejercer la abogacía.

Triple retrato de Elizabeth Patterson Bonaparte (Gilbert Stuart)/Imagen: dominio público en Wikmedia Commons

Fue presidente de la Sociedad Agrícola de Maryland y del Club Maryland, una exclusiva entidad fundada en 1857 que cuatro años después apoyó la causa confederada y en el siglo XX se opuso a la Prohibición (la ley que proscribía el alcohol). Pero antes, en 1829, Bo se casó con Susan May Williams, una acaudalada heredera del creciente sector ferroviario y también originaria de Baltimore, cuya millonaria dote pudo más que las promesas de entroncar con la aristocracia europea que le ofrecieron.

Al fin y al cabo, Bo se sentía norteamericano y para poder conservar la ciudadanía no podía aceptar títulos de nobleza extranjeros; así lo exigía una enmienda a la Constitución propuesta en el Congreso en 1810, que, pese a que nunca se llegó a aprobar, sí resultó disuasoria porque se supone que fue su residencia en el país lo que incitó a presentarla. El caso es que se quedó y con Susan tuvo dos hijos: uno, Jérôme Napoleón Bonaparte I, que estudiaría en West Point; otro, Charles Joseph Bonaparte, el verdadero protagonista de este artículo.

Jerome Napoleon Bonaparte-Patterson, alias Bo/Imagen: dominio público en Wikmedia Commons

Nació en Baltimore en 1851, casualmente sólo cinco meses antes de que su tío Luis Napoleón diera en Francia el golpe de estado que le convertiría en el emperador Napoleón III. Para entonces, tal como hemos visto, los Bonaparte estadounidenses marcaban distancias con las implicaciones que tenía su apellido y no aceptaban títulos. Al igual que su padre, fue a la Universidad de Harvard, donde llegó a ejercer el cargo de supervisor, para estudiar leyes y poder trabajar como abogado.

Pero primero fundó una familia. En 1875 contrajo matrimonio con Ellen Channing Day, hija de un prestigioso letrado que le ayudó a prosperar en la profesión. Llevaban una tranquila y acomodada existencia pero sin conseguir engendrar vástagos. Acorde a la condición económica, su ideología era conservadora; tanto que llegaba a ser refractaria incluso ante los avances de la tecnología, bastando como ejemplos que Charles Joseph se negó a instalar electricidad en su casa o que siguió usando coche de caballos hasta su muerte a finales ya del primer cuarto del siglo XX. Sin embargo, ese conservadurismo, que le hizo militar en el Partido Republicano, siempre estuvo matizado por una honda preocupación por cuestiones sociales.

Retrato de Charles Joseph y Ellen Channing Day/Imagen: Find a Grave

El caso es que despuntó lo suficiente en la abogacía como para plantearse el salto a la política. Lo hizo a través de la Reform League of Baltimore, de la que fue uno de sus fundadores en 1885. Era una organización pensada para impulsar la entrada de candidatos republicanos del ala progresista en el gobierno municipal, por entonces en manos demócratas, algo que finalmente se logró en las elecciones de 1895. Un año antes de éstas también tomó parte en la creación de la National Municipal League (entidad sin ánimo de lucro dedicada a velar por la sanidad pública, el respeto al medio ambiente, la educación, la igualdad racial…), en la que se ocupó de defender los derechos de los afroamericanos.

A lo largo de los años siguientes, Charles Joseph fue ocupando cargos de creciente relevancia, empezando por formar parte del Board of Indian Commissioners (un comité federal, predecesor de la Office of Indian Affairs, creado en 1869 por Ulysses S. Grant para asesorar al gobierno sobre asuntos indios y la llamada Política de Paz). Permaneció allí de 1902 a 1904, pasando luego a presidir la National Civil Service Reform League (otra entidad sin ánimo de lucro para fomentar iniciativas en materia de administración civil), lo que compatibilizó con un puesto de administrador en la prestigiosa Universidad Católica de América y con el ser designado elector presidencial por Maryland.

Charles Joseph Bonaparte/Imagen: dominio público en Wikimedia Commons

En 1905 dio un salto de gigante cuando el presidente Teddy Roosevelt le nombró Secretario de Marina (cargo equivalente a ministro) pero sólo estuvo un año y medio con la cartera porque llegó un segundo hito al pasar a ser Fiscal General de EEUU. Fue estando en ese destino cuando procesó varias demandas antimonopolio, una de las cuales resultó especialmente sonada porque supondría en 1911 la disolución de la poderosa American Tobacco Company, que había absorbido dos centenares de empresas tabaqueras menores. Estas medidas drásticas le hicieron ganarse el apodo de Charlie, the Crook Chaser (Charlie, cazador de ladrones).

También entonces, en 1908, creó el BOI (Bureau of Investigation), una oficina de investigación criminal para perseguir delitos contra EEUU y con competencia en todo el territorio nacional. Dependía del Departamento de Justicia y pese a empezar con cierta modestia, con sólo nueve detectives, trece investigadores para casos de derechos civiles y una docena de contables para investigar los delitos económicos, obtuvo sonoros éxitos y pronto alcanzaría gran prestigio, especialmente bajo la dirección de J. Edgar Hoover y con el nuevo nombre que se le puso en 1935: FBI (Federal Bureau of Investigation).

Fotografía de Bella Vista en 1907/Imagen: Wikimedia Commons

Charles Joseph se mantuvo como fiscal general hasta el final de la presidencia de Roosevelt en 1909. Falleció de corea de Sydenham (lo que antes se llamaba baile de San Vito, una enfermedad infecciosa​ del sistema nervioso central,) en su finca de Bella Vista, Baltimore, en el verano de 1921. La rama estadounidense de los Bonaparte no se extinguió con él porque su hermano, que sirvió en la campaña de Texas y luego en otras muchas del ejército francés de Napoleón III (Crimea, Argelia, Guerra Franco-Prusiana…), se quedaría definitivamente en EEUU al casarse con Caroline Le Roy Appleton Edgar y tener dos hijos (Louise-Eugénie y Jérôme Napoleon Charles), que a su vez le dieron numerosos nietos.

Fuentes: Charles Joseph Bonaparte: His Life and Public Services (Joseph Bucklin Bishop) / Italian Americans in Law Enforcement (Anne T. Romano) / Jerome Napoleon Bonaparte, Napoleon’s American Nephew (Shannon Selin) / France and the Americas. culture, Politicas and History (Bill Marshall)/Wikipedia