Lo que debes saber antes de viajar a Disneyland París

Foto dominio público en pixabay.com

Si hay un lugar que despierta interés y hace volar la imaginación tanto de los más pequeños como de los adultos es Disneyland París. Viajar al Parque Disney se ha convertido en la opción de más de 300 millones de personas que buscan cumplir el sueño de formar parte de las historias que han vivido desde pequeños. De hecho, en el año 2017 celebró su 25º aniversario siendo uno de los destinos predilectos de las familias. Debido a ello, periódicamente se lanzan ofertas para visitar Disney que tienen como misión el convertir este viaje en uno mucho más asequible a todos los bolsillos.

Dónde alojarse

Sin duda alguna, viajar a Disneyland será una experiencia mágica, por lo que es imprescindible elegir el momento oportuno, así como el hotel más adecuado. En ocasiones, los viajeros prefieren alojarse en París al resultar económicamente más barato que hospedarse en el Parque, aunque para disfrutar de las vacaciones al máximo y sumergirnos en la magia del lugar lo ideal es pernoctar en Disneyland. De hecho, el parque ofrece cerca de siete hoteles distribuidos por el lugar destinados a las familias que se quieran alojar durante varios días.

Decimos que es la mejor opción porque estos alojamientos albergan una sorpresa muy especial. Son más que simples hoteles, son hoteles temáticos que recrean distintos ambientes dependiendo del nivel de glamour que ostenten. Podemos encontrarnos desde el Nueva York de los años treinta hasta moteles de la tan famosa Ruta 66. Sin embargo, uno de los alojamientos más carismáticos de Disneyland es aquel que reproduce diversas cabañas perdidas por el bosque.

Distribución, atracciones y espectáculos

Disneyland París se articula en dos parques diferenciados, el propio Parque Disneyland y uno llamado Walt Disney Studios, centrado en el mundo del cine y orientado para los más mayores. A pesar de que Disneyland abre al público durante todo el año, no siempre vamos a encontrar las mismas actuaciones y actividades. Todos estos eventos se estructuran en varias temporadas temáticas, pudiendo encontrar estaciones dedicadas a las princesas Disney como temporadas orientadas a su famosa Navidad Mágica.

Es innegable que quienes más disfrutan de estas vacaciones son los pequeños de la familia, lo que no quita que los más mayores se dejen llevar por la ilusión de estos y recuerden su niñez. No obstante, no son pocos los jóvenes que cada vez más eligen Disneyland París como el destino perfecto para sus deseadas escapadas. Todos vienen atraídos por el aura de fantasía que rodea el lugar con sus cabalgatas, los deseados encuentros con los icónicos personajes Disney e incluso aquellos espectáculos que hacen las delicias de todos sin importar la edad. Pero, si hay algo que caracteriza al parque, son sus famosas atracciones ambientadas en las películas Disney.

A lo largo de ambos parques podemos hallar cerca de unas 60 atracciones de diferentes características y adaptadas a las distintas edades de los visitantes, todas ellas señalizadas para mayor seguridad. Es correcto decir que las que más ilusión despiertan tanto a mayores como a niños son aquellas inspiradas en los grandes clásicos Disney, como Peter Pan o Aladdín. Por otro lado, uno de los espectáculos habituales del parque es el Disney’s Once Upon A Dream Parade, la conocida cabalgata que cuenta con todos aquellos personajes de nuestra infancia y que encantarán a los acérrimos al mundo Disney.

Sin embargo, la estrella del parque Disney es el castillo que corona el paisaje, en este caso el de La Bella Durmiente, símbolo de la marca Disney. Este castillo alberga en su interior la llamada Gelerie de la Belle su Bois Dormant, la cual nos narra a través de un recorrido por una de las plantas la historia de la película, combinando tapices, vidrieras y figuras para crear un espacio que deslumbra al público visitante. Lo mejor del lugar es que apenas encontramos colas, lo que lo convierte en visita obligatoria.

Lo más curioso del castillo se encuentra a las afueras de este, en La Tanière du Dragón o La Cueva del Dragón. En ella se reproducen las mazmorras del castillo donde un dragón de casi 27 metros de longitudvive en su interior, el cual suele echar fuego por la boca cuando se enfada. No obstante, si por algo destaca este castillo es por ser el protagonista del espectáculo más increíble de todos los que realiza el parque, la ya famosa exhibición de pirotecnia que tiene lugar cada noche antes de la clausura del parque. Una ceremonia de clausura digna de ser contemplada.

Lugares de interés en el exterior del Parque

Fuera del parque es posible visitar un área conocida como Disney Village donde pueden encontrarse restaurantes y tiendas donde hacerse con singulares recuerdos de nuestra estancia más mágica en París. El tiempo ideal para quedarnos en el parque rondaría los cuatro o cinco días si nuestra intención es verlo y disfrutarlo en profundidad, pues se recomienda destinar tres de ellos al parque Disneyland y uno o dos para Walt Disney Studios. De este modo, podemos conocer el parque sin prisas y sin saturarnos demasiado.

Del mismo modo, es visita obligada trasladarnos a la capital francesa, situada a menos de una hora de distancia del parque, y descubrir los maravillosos rincones que acoge entre sus calles. Para tenerlo todo preparado antes del viaje existen páginas como Centraldevacaciones.com que ponen a disposición del viajero infinidad de opciones con el fin de organizar y sacar provecho a los pocos días de los que se dispone. Nuestro consejo es que no importa la edad que se tenga, lo importante es deleitarse en los momentos que se están viviendo y regresar a la infancia sin complejo alguno. No hay mejor lugar para ser niños que Disneyland París.