Viajar a París: esto es lo que debes saber

Paris es conocida popularmente como la ciudad del amor, debido a que sus rincones se han convertido en el escenario de grandes novelas y películas románticas. También recibe el nombre de la ciudad de la luz, ya que fue la primera urbe del mundo en iluminar sus edificios y calles con luz eléctrica. En cualquier caso, la capital francesa es una de las más visitadas de Europa y una de las más populares del mundo para los viajeros. Su patrimonio cultural, su arquitectura, su gastronomía y su ambiente bohemio son algunas de las razones principales para hacer una escapada en cualquier época del año. En esta ocasión te ofrecemos consejos e información general de Paris para disfrutar de unos días inolvidables en uno de los destinos más románticos y bonitos de todo el mundo.

Ahorrarse las colas

La capital francesa acoge a millones de viajeros en cualquier época del año. Lugares turísticos y conocidos mundialmente como la Torre Eiffel, el Museo del Louvre o la Catedral de Notre Drame cuentan siempre con interminables colas que pueden hacerte perder un tiempo valiosísimo durante tu estancia en Paris. Por este motivo es aconsejable adquirir las entradas online antes de visitar la ciudad. Si eres una persona despistada y no has comprado las entradas previamente es recomendable que visites estos lugares a primera hora de la mañana.

Las propinas van incluidas en el precio

La costumbre de las propinas varía según el país que vayamos a visitar. En Paris, los restaurantes y bares añaden al precio de sus servicios un 15% de propinas, el cual se encuentra indicado en la cuenta con las palabras “Service Compris”. Por ello, en la capital francesa el importe de las propinas es voluntario y depende siempre de la propia satisfacción del cliente tras el servicio prestado por el establecimiento, aunque dejar propina siempre es un bonito gesto hacia los meseros para valorar su trabajo. Aunque no esté mal visto no dejar nada, 1-2 euros es una cantidad apropiada para quedar bien.

Carácter de los parisinos

El parisino tiene fama de tener un carácter más serio y discreto de cara al público. Teniendo en cuenta este aspecto, y sabiendo la importancia de los modales en la capital francesa, es importante mostrar ciertos aspectos de cortesía a la hora de comunicarse con ellos en cualquier viaje a Paris. Hacer un esfuerzo para hablar francés es una de las muestras más valoradas por los habitantes de la ciudad del amor. Un simple bonjour (buenos días) o bonsoir (buenas noches) es suficiente para integrarse en la vida parisina.

Comer en un restaurante

Paris es una de las ciudades europeas más caras para comer, por lo que los precios en estos establecimientos suelen ser superiores a los que se pueden encontrar en España. Sin embargo, hay algunas cosas a tener en cuenta para ahorrar algunos euros en los restaurantes parisinos. Una de las costumbres más extendidas en la capital francesa es pedir una carafe d’eau, agua del grifo, a la hora de comer y cenar. Un gesto que nos saldrá gratis, en vez de pedir la tradicional agua embotellada. Además, el pan también es gratis en la ciudad parisina.