La educación online continua creciendo de manera imparable

Foto dominio público en pixabay.com

El correo postal fue, hasta la llegada de las nuevas tecnologías, el vehículo utilizado para la impartición de cursos y educación a distancia. El desarrollo del correo electrónico allá por 1972 y de los grupos de noticias en 1979 supusieron el nacimiento de los primeros modelos de educación online, si bien muy restringidos a un pequeño grupo de usuarios.

Sería el desarrollo de internet y los navegadores a partir de 1993 cuando los modelos actuales empiezan a cobrar fuerza, empezando por los estudios universitarios y de posgrado a distancia. Aparecen los Sistemas de Gestión de Aprendizaje (Learning Management System), entre los que destaca el archiconocido Moodle, y empiezan a surgir herramientas online que proveen el acceso a información académica, casos por ejemplo de Google Scholar o la plataforma Scielo.

Un modelo alternativo surgido en los últimos años son los Cursos Abiertos y Masivos en Línea (MOOC), de los que ya hablamos aquí extensamente en artículos anteriores, y que se asemejan más a lo antes se llamaba autodidactas.

Pero no solo la educación a distancia se beneficia de las ventajas evidentes de internet. La educación presencial, lo que viene a ser las clases particulares de toda la vida, también se ha tenido que remodelar y adaptarse a las nuevas tecnologías. De la evolución de los clasificados y su combinación con el elemento social han surgido portales como Superprof, que permiten la búsqueda de profesionales con el añadido que supone la interacción de los usuarios a la hora de calificar o valorar su experiencia, equivalente a lo que podemos ver en otro tipo de buscadores como Booking o Amazon.

El caso de Superprof es interesante porque aglutina ya a más de 3 millones de profesores repartidos por 21 países, entre ellos España (precisamente ahí encontré clases de matemáticas para mis hijos, con excelentes resultados), que ofrecen educación presencial, pero también online por webcam en niveles que van desde la Educación Primaria hasta la Universitaria, y desde la musical hasta la deportiva, el arte, el teatro o la cocina.

El mercado de la educación online no para de crecer, y se prevé que lo siga haciendo en los próximos años. Actualmente el gasto mundial en Educación ronda los 500.000 millones de dólares, con un aumento estimado del 7 por ciento anual. El e-learning será el que experimente un mayor crecimiento, del orden del 23 por ciento y, curiosamente los países con mayor auge del modelo son los indoasiáticos, Malasia, Vietnam e India. Se prevé, asimismo, que la educación online sea la modalidad educativa dominante para el año 2019.