Flotando en el Mar Muerto

¿Te gustaría sentir que tu cuerpo flota sin hacer absolutamente ningún esfuerzo? Pues eso es posible en Jordania e Israel, países que comparten el famoso mar muerto. Los blogueros de Universo Viajero viajaron hasta este maravilloso y a la vez impresionante destino, y aquí nos cuentan más del mar y de su experiencia.

Foto Universo Viajero

Un poco sobre el Mar Muerto

Con más de 70 kilómetros de largo y 18 de ancho, el mar muerto es el más hiper-salino del mundo, siendo además el punto más bajo de la tierra a 416 metros bajo el nivel del mar. El clima húmedo y desértico de esta zona provoca que gran parte del agua que llega hasta el mar se evapore rápidamente, dejando sólo sal en él.

Este asombroso y salado mar recibe su nombre de muerto debido a que ningún organismo en capaz de vivir en él. La sal impide que aquí se desarrolle cualquier tipo de vida, excepto la de algunos hongos y bacterias que si han encontrado la forma de adaptarse a estas condiciones.

Foto Universo Viajero

¿Por qué flotamos en el Mar Muerto?

Si analizas el porcentaje de sal en el mar común y corriente, verás que este contiene entre un 2% y un 3% de concentración. Sin embargo, el mar muerto llega a tener hasta un 30%. A mayor profundidad, el nivel de sal va aumentando significativamente, pues por el peso este mineral baja.

Debido al peso del agua (mucho mayor a cualquier otra donde te puedas dar un baño) el cuerpo humano es imposible de hundir; esto ocurre pues somos mucho más livianos que la masa de agua que nos estará sosteniendo.

Curiosidades y actividades para hacer en el Mar Muerto

  1. Flotar:  Es de lejos la razón principal por la que los viajeros visitan este lugar. Aparte de estar emplazado en un desierto maravilloso, la experiencia de flotar como si fueras una boya y sin ningún esfuerzo no es fácil de encontrar. Nosotros lo hemos visitado por el lado de Israel y hemos encontrado duchas gratuitas y sombras, por lo que puedes pasar el día disfrutando del mar.
  2. Sus propiedades terapéuticas: La composición del agua y los barros que se encuentran en el fondo del mar poseen propiedades terapéuticas y son muy utilizadas por la industria de la belleza y cosmética. Estos depósitos de barro o asfalto eran antiguamente utilizados por los egipcios en el proceso de momificación; hoy se ha descubierto sus capacidades regenerativas y si los aplicas a tu piel la dejarán suave como un bebé.
Foto Universo Viajero

Recomendaciones de seguridad

Te parecerá increíble, pero tanta sal también puede afectarte; sobre todo por el lugar donde está emplazado este mar. Entre las recomendaciones para poder flotar y disfrutar sin arriesgarse a problemas destacamos las siguientes:

  • No hundas tu cabeza. Si te entra agua por la nariz o la boca puedes sufrir dolores estomacales además de un fuerte dolor. Lo mismo si te salpica en los ojos, que son demasiado sensibles.
  • Cuidado con las heridas. Si tienes heridas muy grandes no es recomendable bañarse. A pesar de sus propiedades terapéuticas, las heridas expuestas producirán un gran dolor como una quemadura y se pueden infectar.
  • No te quedes mucho tiempo en el agua, se recomienda un máximo de 20 minutos. La temperatura del agua y sus propiedades pueden provocar deshidratación.
Foto Universo Viajero

¿Y donde más puedo flotar así?

Existen algunos lagos y lagunas en el mundo donde es posible vivir experiencias similares. Algunos ejemplos son el Lago Garabogazkol en Turkmenistán, el Lago Don Juan en la Antártida (aunque difícilmente puedas llegar ahí) y la Laguna Cejar en San Pedro de Atacama, Chile.

Y a ti… ¿Te gustaría flotar como si estuvieras en el espacio?