Encuentran la antigua ciudad iliria de Basania mencionada por Tito Livio

Basania fue una ciudad iliria probablemente helenizada, dada su cercanía a la colonia griega de Lisos (hoy Lezhë, en Albania) fundada por Dionisio I de Siracusa en 385 a.C. Los romanos la conquistaron y la mantuvieron bajo su dominio, a pesar de los esfuerzos ilirios por reconquistarla.

La Primera Guerra Ilírica se desarrolló entre los años 229 y 228 a.C., cuando una unión de las tribus de la zona bajo el mando de la reina Teuta amenazó las rutas comerciales romanas. La Segunda Guerra Ilírica se extendió entre el 220 y el 219 a.C., pero Roma no conquistaría definitivamente Iliria hasta el 168 a.C.

Ubicación de Basania / foto MaryroseB54 en Wikimedia Commons

Según el historiador romano Tito Livio ese año 168 a.C. el rey ilirio Gentio reunió 15.000 guerreros que atacaron la fortaleza de Basania poniéndole sitio, pero no consiguieron hacerse con la ciudad, a pesar de que los romanos apenas contaban con la mitad de efectivos. Gentio (considerado hoy en Albania como un héroe nacional) sería derrotado posteriormente en apenas veinte días por Lucio Anicio Galo, convirtiendo a Iliria en una nueva provincia romana.

Habiendo añadido a las tropas auxiliares que tenía entonces, dos mil infantes y doscientos jinetes de los partos, la infantería comandada por Epicadio y la caballería por Agalso) se preparó para marchar a Iliria, principalmente para aliviar a los basanios del asedio. Pero un relato le hizo saber que la costa del mar había sido asolada por un ingente número de enemigos, y redobló sus esfuerzos. Eran ochenta navíos que, por consejo de Pantauco, Gentio había enviado a destruir los campos de Dirraquia y Apolonia. La flota romana estaba entonces cerca de Apolonia. Anicio se apresuró a llegar allí, pronto superó a los saqueadores de Iliria, los llevó a combate y, derrotándolos con muy pocos problemas, tomó muchos de sus barcos y obligó al resto a retirarse a Iliria. Regresando desde allí se apresuró a socorrer a Basania. Gentio, al oír el rumor de la venida del pretor levantó el asedio y se retiró a Escodra con tanta precipitación, que ni siquiera se llevó consigo a todo su ejército. (Tito Livio, Historia de Roma, 44-30)

Efigie de Gentio en un billete albanés de 2009 / foto dominio público en Wikimedia Commons

Poco más se sabe de esta ciudad, cuya localización exacta era desconocida hasta ahora. En mayo pasado los arqueólogos polacos que trabajan en la zona, cerca de la actual Escútari o Shkodër (la antigua Escodra) al noroeste de Albania (en la frontera con Montenegro), desenterraron parte de los muros y una de las puertas de la muralla. Las estructuras están construidas con grandes bloques de piedra bien tallados y su grosor se estima en más de 3 metros de ancho.

Foto M.Lemke – Science in Poland

La puerta contaba con dos baluartes que enlazaban con las murallas, y según el profesor Piotr Dyczek, director del Centro de Investigación de la Antigüedad en la Europa Sudoriental de la Universidad de Varsovia, el tipo general de la construcción es típico de las estructuras defensivas helénicas.

Cerca de los muros aparecieron también objetos como monedas y fragmentos de cerámica de entre los siglos IV y I a.C., la época del reino Ilirio previa a la conquista romana.

Foto M.Lemke – Science in Poland

Esta ciudad, que los arqueólogos están convencidos es la antigua Basania, era tres veces mayor que Escodra, ya que sus murallas rodeaban un área de unas 20 hectáreas.

La destrucción de Basania a comienzos del siglo I d.C., probablemente por los romanos, fue tan completa que no solo no existen registros posteriores sobre ella, sino que las pocas ruinas que quedaban semienterradas se confundían con rocas naturales, debido a la erosión de los siglos.

Fuentes: Science in Poland / Wikipedia.