Cómo tener datos 4G y mantener tu número de Whatsapp cuando viajas fuera de Europa

Foto dominio público en pixabay.com

La Unión Europea dio un gran paso adelante con la eliminación del roaming en los países miembros, acabando por fin con una situación incómoda al tiempo que absurda para sus ciudadanos. Ya no necesitamos pagar un extra, que en ocasiones era desorbitado, por utilizar nuestro teléfono móvil fuera de las fronteras del país de origen. Ni comprarnos un móvil prepago o un pocket wifi, esos pequeños routers portátiles que llevan una SIM en su interior y que, a la ventaja de que sirven para conectar hasta 10 dispositivos, contraponen la desventaja de su alto coste.

Sin embargo, cuando se viaja fuera de Europa la cosa cambia. Cualquiera que haya ido a Estados Unidos, Rusia, China, Japón, Tailandia, o incluso al cercano Marruecos, sabe que no tiene más remedio que evitar utilizar un número europeo si no quiere llevarse la desagradable sorpresa de una abultada factura a su regreso. El precio por Mb en roaming puede alcanzar los 12 euros, por lo que una factura de varios gigas puede darnos un auténtico disgusto. Y en cuanto al pocket wifi, los costes arrancan desde unos 6 euros diarios.

Existen varias soluciones para poder seguir conectados en esos lugares, la más habitual es hacerse con una tarjeta SIM local, instalarla en el movil y esperar que todo funcione correctamente. Las desventajas de esto son evidentes: en primer lugar hay que perder tiempo buscando un sitio donde adquirir la tarjeta; en segundo está la posible dificultad del entendimiento con el vendedor; dependiendo del lugar, no sabes muy bien cuanto te va a costar; y finalmente, no podrás usar whatsapp con tu número habitual.

Seguro que si habéis tenido alguna experiencia en este sentido se os ocurre alguna más. Pero claro, no todo son desventajas, al fin y al cabo con un poco de suerte tendrás conexión de datos y podrás utilizar Google Maps y Tripadvisor durante el viaje.

No obstante, todo puede mejorar, las cosas pueden ser mucho más sencillas y rápidas. Y aquí es donde entra en liza una empresa española llamada Holafly. Lo que hacen es proporcionarte una tarjeta SIM local del país al que vayas a viajar. La pides antes de partir y en 24 o 48 horas la tienes en casa. Solo hay que insertarla en el teléfono (vienen troqueladas en todos los tamaños estandar) cuando llegas al destino y ya está. Ni siquiera hace falta devolverla después, puedes conservarla de recuerdo o deshacerte de ella.

Cómo funciona una tarjeta SIM de Holafly

Básicamente como una SIM normal y corriente. Dependiendo del país y del precio (en algunos países hay varios tipos de tarjetas) la tarjeta puede incluir solo datos o también llamadas ilimitadas y SMS. La única condición es que el móvil a utilizar debe ser, evidentemente, libre y no asociado a ningún operador, además de compatible con las frecuencias locales, algo que la mayoría de dispositivos iOS y Android cumplen.

Cuánto cuestan las tarjetas Holafly

En cada país varía el precio. En estos momento el coste va desde los 16,90 euros para una SIM tailandesa hasta los 29 de una estadounidense, marroquí o de Singapur para siete días.

Qué incluyen las tarjetas Holafly

Depende de cada país, pero generalmente datos 4G durante el período de tiempo contratado. Por ejemplo, una tarjeta estadounidense para siete días, que tiene un coste de 29 euros, incluye datos ilimitados 4G con T-Mobile, a máxima velocidad real y sin reducciones, llamadas y SMSs ilimitados a números de Estados Unidos. Incluso puedes usarla para compartir internet y usar el dispositivo para conectar un portátil, por ejemplo, siempre que tu móvil tenga esta funcionalidad.

En otros casos, como por ejemplo Rusia, las tarjetas vienen con una limitación en los datos. Concretamente de 5Gb para las de 7 días y de 10Gb para las de 15 días, además de una limitación diaria.

Y en Japón existe una reducción de velocidad a partir de los 1,5Gb consumidos. Conviene por tanto leerse bien las especificaciones en cada caso concreto.

¿Puedo usar Whatsapp?

Si, y esto es quizá una de las cosas más interesantes y atractivas. Es más, puedes mantener tu numero español de Whatsapp sin tener que hacer ni configurar nada. Pero si por cualquier razón no quieres mantenerlo, puedes activar el nuevo número local para su uso con Whatsapp.

¿Y que hay del resto de aplicaciones?

Todo funcionará exactamente igual que cuando estás en tu país con tu tarjeta local. Puedes seguir usando sin problema el email, Instagram, Facebook, Twitter y el resto de aplicaciones que utilizas habitualmente. Lo único que debes tener presente es la cantidad de datos incluidos, no te vayas a poner a cargar los cientos de fotos que has hecho en los dos primeros días a Google Fotos y llevarte una desagradable sorpresa.

¿Y si voy a estar más días de viaje?

Si has comprado una tarjeta para siete días pero al final vas a estar nueve, puedes ponerte en contacto con Holafly (con dos días de antelación) para que te amplíen el plazo de la tarjeta. En algunos casos implica el cambio de número.

¿Cuando empieza a contar el plazo contratado y cómo se activan las SIM?

El plazo de la tarjeta se inicia desde el momento en que la introduces en tu dispositivo en el país de destino. En ese momento debes seguir unos sencillos pasos de activación, básicamente configurar el APN o punto de acceso a datos, que varían de un país a otro. En algunos países, como Japón, basta con introducir el punto de acceso, mientras que en otros como Tailandia, pueden implicar la recepción de un SMS. En la web de Holafly ofrecen instrucciones detalladas de activación para todos los países.