Asistencia sanitaria en el extranjero: ¿viajas seguro?

Categories ViajerosPosted on
Foto dominio público en pixabay.com

A la hora de viajar, todas las precauciones son pocas, sobre todo en materia de salud. Aunque gocemos de un buen estado físico, siempre pueden surgir imprevistos, por eso es importante garantizar una cobertura sanitaria allá donde nos encontremos. Esa actitud preventiva es todavía más necesaria cuando planificamos viajes al extranjero. La asistencia sanitaria fuera de nuestras fronteras puede conllevar unos costes y es conveniente ir preparados para evitar sustos.

Si queremos viajar con tranquilidad sin tenernos que preocupar de imprevistos de salud, lo más recomendable es contratar un seguro. Podemos optar por diferentes fórmulas. Existen productos específicos para viajes, pero también hay otras propuestas globales que resultan muy interesantes.

Seguros médicos completos

Son modalidades de seguros que, además de cubrir las necesidades médicas dentro del país, garantizan una asistencia sanitaria en el extranjero. De esta manera, el asegurado tiene una cobertura global y no ha de preocuparse de contratar un producto específico para el momento de viajar.

Al margen de la asistencia médica directa, estos seguros suelen contemplar también el envío de medicamentos y los traslados de vuelta a casa, si fuesen necesarios. Por lo general, el seguro establece un límite en el gasto, que puede rondar los 18.000 €. Son márgenes de gasto amplios que permiten viajar con tranquilidad y con la seguridad de no tener que abonar ningún dinero extra.

La gran ventaja de estos seguros es que incluyen también la asistencia en el propio país, desde la medicina primaria hasta los especialistas y las intervenciones quirúrgicas. También suelen incluir la salud dental y tratamientos de fisioterapia y podología, entre otros.

Seguros de viajes

Es una modalidad de seguro específico para viajar y a menudo es ofrecido por las agencias en el momento de contratar algún paquete vacacional. Por lo general, cubren el gasto de las visitas al médico, la hospitalización, la repatriación y el desplazamiento de un familiar. Además, suelen cubrir también la cancelación de un viaje o la pérdida de maletas.

Existen distintas modalidades de seguros para viajes y el precio se calcula en función de las coberturas. También hay productos para grupos, viajes de negocios o viajes de estudios.

Tarjeta sanitaria europea: limitaciones

La tarjeta sanitaria europea garantiza la asistencia médica en países de la Comunidad Europea, pero no es lo mismo que un seguro de viajes. El documento cubre únicamente los gastos derivados de problemas de salud ocurridos durante el desplazamiento, pero no incluye la repatriación ni tratamientos para enfermos crónicos.

Otro aspecto a considerar es que la tarjeta no garantiza una atención 100% gratuita, sino que se adapta a las circunstancias particulares de cada país. Es decir, si viajamos a un estado en el que rige un sistema de copago sanitario, como puede ser Francia, Alemania o Italia, seguramente habrá que pagar una parte del tratamiento.

Otra limitación de la tarjeta tiene que ver con la temporalidad. Las personas en situación de desempleo o que no cuenten con recursos económicos solo pueden disfrutar de la tarjeta sanitaria europea durante un máximo de 90 días al año.

Send this to a friend