Tablillas asirias revelan la localización de la antigua ciudad real de Mardaman

Categories ArqueologíaPosted on
El yacimiento de Bassetki en la llanura del Tigris oriental / Fotografía: Matthias Lang/ Benjamin Glissmann, University of Tübingen eScience-Center

La traducción de tablillas con escritura cuneiforme asiria halladas por arqueólogos de la Universidad de Tubinga el verano pasado ha desvelado un singular misterio: que el lugar donde se encontraron, la localidad de Bassetki en la región autónoma del Kurdistán en Irak, es la antigua ciudad real de Mardaman.

Esta ciudad mesopotámica aparece citada en las fuentes antiguas, pero hasta ahora nadie había podido determinar su emplazamiento exacto. Mardaman existió entre los años 2200 y 1200 a.C. como capital de un reino conquistado y destruido varias veces a lo largo de ese tiempo.

En el verano de 2017 arqueólogos del Instituto de Estudios de Oriente Próximo de la Universidad de Tubinga encontraron 92 tablillas de arcilla que datan del Imperio Medio Asirio, en torno al 1250 a.C., depositadas y ocultas en una vasija de cerámica que junto con otras se hallaba envuelta en una gruesa capa de arcilla. Betina Faist, filóloga de la Universidad de Heidelberg, se encargó de leer y traducir los textos que contienen información sobre la historia de la ciudad y de la región en la época.

Una de las tablillas de arcilla en el suelo del palacio del gobernador asirio, y un vaso de cerámica roto / Foto: Peter Pfälzner, Universidad de Tubinga

Faist pudo así identificar el lugar del hallazgo como la antigua Mardaman, en el momento que relatan las tablillas sede de un gobernador asirio. Estas informaciones revelan una nueva y desconocida provincia del imperio, que se extendía a ambos lados de gran parte de la Mesopotamia norte y de Siria en el siglo XIII a.C.

El nombre del gobernador aparece en las tablillas como Assur-nasir, y en ellas se detallan también sus tareas y actividades.

La historia que se relata es que Mardaman era el centro de un reino conquistado por unos de los más grandes gobernantes de la época, Shamshi-Adad I en el año 1786 a.C. integrándolo en su imperio de la Alta Mesopotamia. Años más tarde se convertiría en reino independiente bajo un gobernante hurrita llamado Tish-ulme. Le seguiría un período de prosperidad, hasta que la ciudad fue destruída por los Turukku procedentes de los montes Zagros, a quienes en ocasiones se identifica como uno de los Pueblos del Mar. Pero no sería el fin de la ciudad, que continuó existiendo hasta la época en que la gobernaron los asirios y se redactaron los textos ahora traducidos, entre 1250 y 1200 a.C.

Las tabletas cuneiformes asirias en el recipiente de cerámica donde se encontraron / Foto: Peter Pfälzner, Universidad de Tubinga

Fuentes de la Tercera Dinastía de Ur, entre los años 2100 y 2000 a.C. retratan a Mardaman como una ciudad importante en la periferia norte del imperio mesopotámico. Anteriormente, la fuente más antigua procede del Imperio Acadio, considerado el primer imperio de la Historia, donde se menciona que la ciudad fue destruida por vez primera alrededor del año 2250 a.C. por Naram-Sin, uno de los gobernantes acadios más poderosos.

Curiosamente Bassetki, a la que el hallazgo identifica con Mardaman, es mucho más antigua ya que data de la Edad del Bronce habiendo sido fundada hacia el 3000 a.C.

Los arqueólogos creen que este nuevo descubrimiento servirá para proporcionar pistas sobre la ubicación de otras ciudades mesopotámicas todavía no encontradas.

Fuentes: Universidad de Tubinga / Wikipedia.

Send this to a friend