Pedras Parideiras, un singular fenómeno geológico en Portugal

Categories NaturalezaPosted on
Foto Cssantos en Wikimedia Commons

Hace tiempo hablamos de un curioso fenómeno que se producía en las laderas de una montaña de China, donde las rocas presentaban unas protuberancias redondeadas que, con el tiempo, terminaban cayendo. Huevos de roca los llaman, y por supuesto tienen una explicación científica, aunque no por ello deja de ser un hecho excepcional.

Algo parecido ocurre en la Serra da Freita portuguesa, al norte del país y al sureste de Oporto, especialmente en los alrededores de la localidad de Castanheira. Toda la zona es fruto de una intensa actividad geológica, famosa además por albergar una de las concentraciones de trilobites gigantes más grande del mundo.

Allí abundan las rocas graníticas, con una particularidad: tienen incrustados unos nódulos con forma de pequeños discos biconvexos que, al igual que ocurre en el caso chino, con el tiempo van liberándose de la roca madre dejando un hueco oscurecido y cayendo al suelo. De ahí que se las denomine pedras parideiras (piedras que dan a luz).

Foto Arouca Geopark

Estos nódulos, de entre 2 y 12 centímetros de ancho, tienen una composición similar a la de la roca granítica, con la diferencia de que su capa externa contiene biotita (un tipo de mica caracterizada por la flexibilidad de sus cristales, que se suele usar en la industria como aislante eléctrico). El interior es de cuarzo y feldespato potásico.

Su liberación se produce por efecto de la erosión y por termoclastia y crioclastia. La amplitud térmica durante el verano provoca una continua contracción y dilatación del granito y la formación de grietas. El agua que se filtra por las grietas de la mica se congela en invierno y va erosionando en profundidad la roca hasta que el nódulo se despega. No es cosa de uno o dos inviernos, sino de varios cientos (el fenómeno lleva produciéndose 320 millones de años), algo que contrasta con la rapidez del proceso antes comentado en China, donde el ciclo dura unos 30 años.

Foto Cssantos en Wikimedia Commons

El fenómeno, al parecer único en el mundo, ha dado lugar a que se considere a las Pedras parideiras como un símbolo de fertilidad y por ello, muchas mujeres de la zona dormían con una de estas piedras bajo la almohada cuando querían quedarse embarazadas.

Foto Claudio Franco en Flickr

La popularidad de la zona ha provocado en los últimos años una afluencia masiva de visitantes, y muchos de ellos no dudan en llevarse una pedra de recuerdo, aunque está totalmente prohibido.

En la localidad de Castanheira se ha instalado la Casa das Pedras Parideiras, un centro de interpretación que abrió sus puertas en noviembre de 2012, y que ofrece información sobre la historia y la conservación de este importante patrimonio geológico. Junto a ella pueden verse dos afloramientos de pedras parideiras, formando todo el conjunto parte del Geoparque de Arouca, destacado por la UNESCO por su riqueza geológica.

Yacimiento de Pedras Parideiras en Castanheira / foto MontanhasMagicas

Fuentes: Arouca Geopark / Primeira Pedra / Jovens Repórteres / Comedores de Paisagem / Wikipedia.

Send this to a friend