El muelle de Progreso, en México, considerado el más largo del mundo con 6 kilómetros y medio de longitud

El muelle de Progreso, en México, considerado el más largo del mundo con 6 kilómetros y medio de longitud 8 mayo, 2018

Licenciado en Historia del Arte, ex-bibliotecario, en la blogosfera desde 2005 con La Brújula Verde. Escribo sobre historia, arte, cultura, viajes, geografía...Trabajando en tylium.es, contenidos y publicidad para blogs.

Foto NASA

La ciudad de Progreso De Castro está situada en el estado mexicano de Yucatán, asomada al Golfo de México en su parte noroeste. Se trata de un importante puerto comercial y turístico, al que llegan tanto cruceros de pasajeros como grandes mercantes, al tiempo que sus playas acogen un importante número de visitantes en los meses estivales.

En el desarrollo de la ciudad tuvo, tiene todavía, especial importancia la construcción a partir de 1937 de un muelle que permitiese el atraque de buques de gran calado. Las condiciones geológicas de la zona no permitían dragar el suelo marino cercano a la costa, ya que los continuos movimientos de arena acabarían por cubrirlo de nuevo. Por ello la empresa danesa Christiani y Nielsen, ganadora del concurso para la construcción, propuso un muelle de 2 kilómetros de largo que se interna en el mar de manera perpendicular a la costa.

Foto Jmagno1998 en Wikimedia Commons

En cuatro años se terminó la obra, que constaba de un viaducto de 146 arcos de concreto simple, sin refuerzo y que descansan directamente sobre el lecho marino sin ningún tipo de anclaje. Estos arcos son tri-articulados mediante una estructura de acero inoxidable y tiras de plomo y corcho.

Al final de los casi dos kilómetros de la estructura se dispuso una plataforma de 205 por 50 metros, que hace las funciones de muelle fiscal en el que se sitúa el edificio de la aduana, de tres pisos de altura.

Foto Ros K en Wikimedia Commons

Para septiembre de 1941 el muelle estaba completamente operativo. En su construcción se emplearon unas 23.000 toneladas de cemento, de las cuales unos 17.500 procedían de Dinamarca y el resto de Estados Unidos y México.

Así se mantuvo durante 44 años, hasta que en 1985 se iniciaron los trabajos de ampliación que alargarían su longitud hasta los 6 kilómetros y medio actuales. Se inauguró de nuevo en 1989, convirtiéndose en uno de los muelles más espectaculares y largos del mundo, sino el que más. La nueva ampliación ya no descansa sobre arcos, sino que es completamente sólida, impidiendo por tanto el paso de sedimentos. En 2014 se construyó un viaducto paralelo de servicio, de 2,5 kilómetros, para mejorar la comunicación del puerto.

Vista aérea del viaducto de ampliación del muelle de Progreso / foto Shutterstock

El muelle original es la estructura de concreto reforzada con acero inoxidable más antigua del continente americano.

Los turistas que llegan en los cruceros que atracan en el muelle deben tomar un autobús desde la plataforma que tarda más de 10 minutos en realizar el recorrido hasta tierra firme.

Fuentes: Revista Ingeniería / Google Sightseeing / NASA / Wikipedia.

Más artículos sobre Arquitectura · · · ·

Send this to a friend