La indescifrada inscripción de Shugborough, 250 de años de fascinación por el misterio

Detalle del monumento de los Pastores de Shugborough / foto Edward Wood en Wikipedia

En 1762 Thomas Anson, un miembro del parlamento británico que unos 30 años antes había fundado la famosa Sociedad de los Diletantes para impulsar el estudio del arte griego y romano antiguo, heredó de su hermano el almirante George Anson una cuantiosa fortuna.

Thomas se había embarcado con su hermano en 1740 a bordo del navío de éste, el Centurión, con el objetivo de circunnavegar la Tierra, pero su interés por el arte le hizo abandonar en Egipto para visitar los monumentos antiguos. De Egipto pasó a Europa, realizando varios viajes por el continente, hasta que en 1747 lo encontramos de nuevo en Inglaterra, iniciando su carrera política.

La residencia de la familia Anson era Shugborough Hall en Staffordshire, hoy en día propiedad del Patrimonio Nacional británico y abierta al público como museo. Con el dinero heredado de su hermano, Thomas realizó una importante reforma según su gusto clásico. Llenó la mansión de pinturas y objetos de arte, instaló templetes y esculturas en los jardines, y añadió dos nuevos pabellones flanqueando el principal.

El Monumento de los Pastores

Templo dórico de Shugborough / foto Elliott Brown en Wikimedia Commons

Entre los elementos incorporados al jardín, cuya configuración algunos ven como una metáfora de la circunnavegación del globo, hay una pagoda, una casa para palomas, una Linterna clásica, una réplica de la ateniense Torre de los Vientos, un templo dórico, un arco de Adriano, y el más famoso, el Monumento de los Pastores.

Este último monumento fue obra del escultor flamenco Peter Scheemakers, quien en 1740 había diseñado el memorial de Shakespeare que se puede ver en la abadía de Westminster. Se trata de un relieve inscrito bajo un arco rústico y enmarcado por columnas que sostienen un friso clásico.

Monumento de los Pastores de Shugborough / foto Edward Wood en Wikipedia

El motivo representado es una copia del famoso cuadro de Pousin Los pastores de la Arcadia, pero no exactamente igual sino tal y como se vería el cuadro reflejado en un espejo. Esto no es nada misterioso ni extraño, los grabados de cuadros famosos solían invertirse al ser impresos. Pero hay más, Pousin pintó dos versiones de este tema y Scheemakers parece haber mezclado detalles de ambas en su relieve, como los dos ataúdes superpuestos.

La obra de Pousin ha sido muy discutida a lo largo de la historia, y ha dado lugar a toda clase de teorías místicas y conspiranoicas, por la inscripción et in Arcadia ego que aparece en el sarcófago representado. Los posibles significados propuestos por los expertos para tan críptica frase la relacionan con la presencia de la muerte, incluso en la Arcadia (el paraíso). Esta frase se repite igualmente en el relieve de Shugborough.

Los pastores de la Arcadia (Et in Arcadia Ego), cuadro de Nicolas Poussin, 1638 / foto dominio público en Wikimedia Commons

Sin embargo lo más interesante está en la parte inferior del monumento, y es la inscripción que todavía hoy continua siendo un misterio criptográfico que ha dado pie a numerosas teorías e incluso se la relaciona con la historia del Priorato de Sion (en la que se basa parcialmente El código Da Vinci de Dan Brown), una organización supuestamente destinada a proteger la descendencia de Jesús de Nazaret cuya historicidad no está demostrada.

La inscripción de Shugborough

La inscripción consta de dos líneas, la primera con las letras O.U.O.S.V.A.V.V. La segunda línea, debajo de ésta, solo tiene dos letras separadas de modo que parecen flanquear a la anterior: D. M.

Detalle de la inscripción / foto dominio público en Wikimedia Commons

Estas últimas letras son comunes en inscripciones de tumbas de época romana, con el significado Dis Manibus (dedicado a los dioses manes, los espíritus de los antepasados que protegían el hogar). Sin embargo, el monumento de Shugborough no es una tumba.

El obispo Oliver Morchard, que en la década de 1950 catalogó los archivos de Anson para la entonces propietaria de la mansión, la condesa de Lichfield, recogió la explicación de ésta para la primera línea: serían las iniciales en la frase Out Your Own Sweet Vale, Alicia, Vanishes Vanity (Fuera de tu propio dulce valle, Alicia, desaparece la vanidad). Según la condesa la frase formaría parte de una leyenda acerca de un pastor de las colinas de Roma que convertía a los paganos al cristianismo. El problema es que nadie ha podido encontrar jamás evidencias de la existencia de tal leyenda.

Retrato de Thomas Anson hacia 1740 / foto dominio público en Wikimedia Commons

El propio Morchand sugirió su propia interpretación en latín: Optimae uxoris Optimae Sororis Viduus Amantissimus Vovit Virtutibus (La mejor de las esposas, la mejor de las hermanas, un viudo muy devoto dedica [esto] a sus virtudes). En este caso podría ser una dedicatoria a la propia madre de Anson, con una expresión (optimae uxoris) utilizada habitualmente en textos latinos (una carta de San Agustín la incluye también).

Otra posibilidad, esta vez propuesta por Steve Regimbal, sería la traducción latina del versículo del Eclesiastés 12:8 Orator Ut Omnia Sunt Vanitas Ait Vanitas Vanitatum (Vanidad de vanidades, dijo el Predicador, todo vanidad).

Keith Massey, que trabajó como linguüista para la NSA (Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos), propuso que la inscripción es un acrónimo de Oro Ut Omnes Sequantur Viam Ad Veram Vitam (Rezo por que todos sigan el camino a la verdadera vida), que sería una referencia al versículo del evangelio de Juan 14:6.

Detalle del monumento / foto dominio público en Wikimedia Commons

Otras interpretaciones van mucho más alla, como la apuntada por Dave Ramsden en su libro Unveiling the Mystic Ciphers en 2014, donde asegura que según documentos encontrados en los archivos de Staffordshire, los contemporáneos de Anson entendían el monumento como un memorial funerario. Así, las siglas esconderían el nombre de la pastora conmemorada mediante un cifrado polialfabético. Ramsden proporciona en su texto una demostración de descifrado, que resulta en el nombre Magdalen (Magdalena).

Hay muchas otras teorías, pero esta última tuvo especial éxito porque enlazaba directamente con las especulaciones acerca del Priorato de Sion y la descendencia de Jesús de Michael Baigent, Richard Leigh y Henry Lincoln en su libro de 1982 El Enigma Sagrado, reutilizados en 2003 por Dan Brown en El Código Da Vinci. Ello fue aprovechado por los gerentes de Shugborough para promocionar el lugar.

Probablemente nunca sabremos el significado real de la inscripción, ya que nunca se han encontrado documentos al respecto, y quienes la conocían hace muchos lustros que murieron.

Fuentes: Shugborough Historic State / The Telegraph / Birmingham Post / Wikipedia.