Libros

Investigadores encuentran fragmentos en griego del Primer Apocalipsis de Santiago

Investigadores encuentran fragmentos en griego del Primer Apocalipsis de Santiago 4 diciembre, 2017

Licenciado en Historia del Arte, ex-bibliotecario, en la blogosfera desde 2005 con La Brújula Verde. Escribo sobre historia, arte, cultura, viajes, geografía…Trabajando en tylium.es, contenidos y publicidad para blogs.

Traducción copta del Primer Apocalipsis de Santiago / foto Nag Hammadi Library, Oxford University

Investigadores de la Universidad de Texas encontraron en Oxford un manuscrito que contiene fragmentos de un texto herético, el Primer Apocalipsis de Santiago, en su original en lengua griega.

El texto, que formaba parte de la biblioteca Nag Hammadi, una colección de 13 libros gnósticos coptos descubiertos en Egipto en diciembre de 1945, fue prohibido por el emperador Constantino y no entró a formar parte del Nuevo Testamento recopilado por Atanasio, Obispo de Alejandría, en 367 d.C.

Los manuscritos o evangelios gnósticos se hallaron en el interior de una jarra de cerámica sellada en una gruta de las montañas Jabal al-Tarif. Habían sido depositados allí unos 1.400 años atrás, entre los siglos II y VI.

Localización de Nag Hammadi / foto Dominio público en Wikimedia Commons

Pero al contrario que estos, escritos en copto, el manuscrito ahora descubierto está en griego, su lengua original de composición. Según los investigadores: nunca sospechamos que fragmentos griegos del Primer Apocalipsis de Santiago hubieran sobrevivido a la Antigüedad.

El texto describe, en forma de diálogo, las enseñanzas secretas de Jesús a su hermano Santiago, en las cuales le revela información sobre como acceder al cielo y sobre su propia muerte. También revela algunos detalles que se contradicen con las fuentes clásicas, como por ejemplo que Santiago habría huido a Pela (Macedonia) tras la invasión romana de Jerusalén en 70 d.C. Tanto Josefo como Eusebio afirman que Santiago fue ejecutado en Jerusalén en 62 d.C.

El descubrimiento es importante, según Geoffrey Smith, uno de los investigadores que realizó el hallazgo, porque demuestra que los cristianos todavía estudiaban textos no canónicos mucho tiempo después de que fueran considerados heréticos.

Geoffrey Smith (izquierda) y Brent Landau / foto Geoffrey Smith, UT Austin

Y también porque complementa el relato bíblico sobre la vida de Jesús permitiéndonos acceder a las conversaciones que supuestamente tuvieron lugar entre Jesús y su hermano Santiago, enseñanzas secretas que permitirían a Santiago ser un buen maestro tras la muerte de Jesús, siempre según Smith.

Otro de los investigadores, Brent Landau, opina que el texto se uso para enseñar a los estudiantes a leer y escribir. Ello se deduce del hecho de que el escriba que lo redactó dividió la mayor parte del texto en sílabas usando puntos. Algo poco habitual en los manuscritos antiguos, pero común en los usados en la enseñanza.

La posibilidad de que Santiago fuera hermano de Jesús ha suscitado controversia y debate desde muy antiguo. Algo a lo que se suman detalles que se deducen de este texto, como por ejemplo que Santiago era el apóstol más antiguo y el jefe de la iglesia primitiva.

Traducción copta del Primer Apocalipsis de Santiago / foto Nag Hammadi Library, Oxford University

Smith y Landau anunciaron el descubrimiento del texto en la reunión anual de la Sociedad de Literatura Bíblica en Boston el pasado mes de noviembre. El texto del Primer Apocalipsis de Santiago está disponible online, al igual que el resto de manuscritos de Nag Hammadi.

Fuentes: Universidad de Texas / The (First) Apocalypse of James (texto en inglés) / International Business Times.

Más artículos de Libros

Advertisements

Send this to a friend