Una de las entradas a la red PATH / foto DayOwl – Shutterstock

PATH, el sistema de túneles subterráneos de Toronto con 30 kilómetros de tiendas y comercios que conecta todo el centro urbano

Categories DestinosPosted on

Toronto es la capital de la provincia de Ontario y la ciudad más grande de Canadá. Es también la quinta ciudad más grande de toda Norteamérica y la capital económica del país. Por su situación geográfica es también un lugar donde las temperatura máximas invernales pueden caer por debajo de los 10 grados bajo cero. Y en verano superar los 35.

Ya desde principios del siglo XX se construyeron túneles de manera privada, como el que en 1900 unía el local de la compañía T.Eaton Co. con sus almacenes a la altura del 178 de la calle Yonge.

Para 1917 los túneles ya eran cinco, y con la apertura de la estación Union en 1927 se construyó otro túnel para conectarla con el Hotel Royal York.

Imagen icónica de Toronto / foto Shutterstock

La expansión de la actual red subterránea se desarrolló desde comienzos de los años 70, con un nuevo túnel peatonal entre la torre Richmond-Adelaide y el Hotel Sheraton. Los anteriores se integraron en el tejido y la ciudad se hizo cargo de su mantenimiento, promoción y costes, incorporando señalización, mapas e identificadores. No obstante, cada segmento del sistema pertenece al propietario del terreno que atraviesa. Ello implica que hasta 35 empresas comparten la propiedad de los túneles.

Uno de los túneles / foto Dominio público en Wikimedia Commons

En la actualidad esta ciudad subterránea se extiende por una red de galerías que en conjunto alcanza los 30 kilómetros, recorriendo todo el centro urbano y permitiendo a los ciudadanos desplazarse cómodamente entre estaciones, estadios deportivos, museos, oficinas y comercios a resguardo de las inclemencias del tiempo. Está considerado el centro comercial subterráneo más grande del mundo.

Plano del sistema de túneles / foto enlazada: Web oficial de Toronto

El gigantesco centro comercial que alberga cuenta con más de 1.200 tiendas y locales de restauración que dan trabajo a unas 5.000 personas. Entre los servicios conectados a la red subterránea hay 20 parkings, seis estaciones de metro, dos centros comerciales, ocho hoteles, varios museos y una estación de ferrocarril.

Tiene 125 puntos de acceso al nivel de la calle (algunos con ascensores), y 60 intersecciones. Es curioso que el tejido subterráneo no sigue el mismo patrón de cuadrícula que las calles que hay sobre ella, por lo que es necesario estar atento a la señalización para saber que dirección tomar. Para ello se usa un código de colores basado en el nombre del sistema: PATH. Donde la P (color rojo) indica dirección sur, la A (naranja) dirección oeste, la T (azul) dirección norte, y la H (amarilla) dirección este. En cada túnel también está indicado el nombre de la calle bajo la que discurre.

Señales en el interior de la red subterránea / foto Dominio público en Wikimedia Commons

Actualmente se trabaja para extender la red subterránea hasta los 60 kilómetros de túneles, prácticamente el doble, así como en la construcción del primer segmento de propiedad pública entre la estación Union y la calle Wellington.

Se calcula que hasta 200.000 personas al día, entre ciudadanos y turistas, utilizan la red PATH para atravesar el centro urbano.

Fuentes: Toronto (web oficial) / The Glogle and Mail / Toronto PATH / Wikipedia.