Naturaleza

El primer volcán cuyo nacimiento fue contemplado y documentado por científicos, en 1943

El primer volcán cuyo nacimiento fue contemplado y documentado por científicos, en 1943 10 noviembre, 2017

Licenciado en Historia del Arte, ex-bibliotecario, en la blogosfera desde 2005 con La Brújula Verde. Escribo sobre historia, arte, cultura, viajes, geografía…Trabajando en tylium.es, contenidos y publicidad para blogs.

San Juan de Parangaricutiro en la actualidad / foto Turismo de Michoacan

A las 4 de la tarde, dejé a mi esposa para prenderle fuego a un montón de ramas cuando me di cuenta de que se había abierto una grieta, situada en uno de los montículos de mi granja… y vi que era una especie de fisura con una profundidad de sólo medio metro. Me puse a encender de nuevo las ramas cuando sentí un trueno, los árboles temblaban y me volví para hablar con Paula; y entonces vi cómo en el agujero, el suelo se hinchaba y se levantaba a 2 ó 2,5 metros de altura, y una especie de humo o polvo fino – gris, como cenizas – comenzaba a levantarse en una parte de la grieta que no había visto antes… Inmediatamente más humo comenzó a levantarse con un silbido fuerte y continuo; y había un olor a azufre.

Así describía Dionisio Pulido, un agricultor mexicano, lo sucedido el 20 de febrero de 1943 mientras quemaba arbustos en su campo de maíz junto a su esposa Paula. En aquel momento no se habría podido imaginar que la grieta que estaba contemplando se convertiría, en cuestión de horas, en un volcán.

Dionisio Pulido / foto Paricutín Volcano Postcards

Antes de eso y durante varias semanas muchos habitantes de la zona habían reportado ruidos similares a truenos, extrañamente sin nubes ni rastro alguno de tormentas. Aquellos ruidos procedían de terremotos profundos ocasionados por el movimiento del magma, hasta 21 según estimaciones posteriores, que se trasladaban a la superficie con una intensidad superior a 3 grados.

El día anterior a la erupción el número de terremotos ascendió a más de 300, hasta que a las 4 de la tarde del 20 de febrero de 1943, con Pulido y su esposa como testigos, comenzó la erupción abriéndose una grieta en el campo, cercano al pueblo de Paricutín en el estado de Michoacán, al oeste de México. En unas pocas horas se había formado ya un pequeño cráter.

Primera fotografía del volcán, el segundo día de su nacimiento / foto Paricutín Volcano Postcards

A las 24 horas el cono tenía 50 metros de altura, una semana después entre 100 y 150, y en ocho meses había alcanzado los 365 metros. Al año registraba su altura final, de 424 metros sobre el nivel del valle (2.800 metros sobre el nivel del mar).

El 12 de junio de aquel año 1943 tuvo que ser evacuado el pueblo de Paricutín (733 habitantes) porque el flujo de lava avanzaba hacia él, sepultándolo por completo al día siguiente. El 6 de noviembre se evacuó también la villa de San Juan de Parangaricutiro, que quedó cubierta de lava y ceniza de las que únicamente sobresalía la torre de la iglesia. Los 1.895 habitantes de San Juan, que sobrevivieron en su totalidad, emprendieron un éxodo a pie recorriendo 33 kilómetros hasta el lugar donde fundaron el actual Nuevo San Juan Parangaricutiro, que se constituyó como municipio en 1950.

El volcán a los ocho días de su nacimiento / foto Paricutín Volcano Postcards

La actividad del volcán duró 9 años, hasta 1952, entrando en un estado durmiente que continua hasta la actualidad. Hoy se ha convertido en una atracción turística y se organizan excursiones a la cima del volcán (cuyo cráter tiene unos 200 metros de ancho y permite recorrer su perímetro a pie) y visitas a las ruinas de San Juan.

El Paricutín es el volcán más joven de América, y su importancia radica en que fue el primero de la historia cuyo ciclo de vida pudo ser observado y documentado por completo, desde su nacimiento, por científicos, lo que ayudó a ampliar nuestros conocimientos sobre el volcanismo.

El volcán en 1997 / foto Dominio público en Wikimedia Commons

A pesar de que en el momento de la inesperada erupción el mundo estaba en plena Segunda Guerra Mundial, reporteros de todo el mundo acudieron a cubrir el evento, del mismo modo que científicos de numerosos países se desplazaron al lugar para estudiarlo, bajo la dirección de William F. Foshag (del Instituto Smithsonian) y Jenaro González Reyna (del gobierno de México).

La película norteamericana rodada en 1947 El capitán de Castilla, dirigida por Henry King y protagonizada por Tyrone Power y Jean Peters, se rodó en la zona utilizando el volcán como escenario de fondo. Y, según dicen algunos, Pulido colocó un cartel que ponía Volcán Paricutín, propiedad de Dionisio Pulido, convirtiéndose de esa forma en la primera persona del mundo en poseer un volcán.

Fuentes: Smithsonian / How volcanoes work / Wikipedia.

Más artículos de Naturaleza

Send this to a friend