El Lago Titicaca y el nacimiento de la civilización Inca en la Isla del Sol

Foto: Aprendizaje Viajero

Antes de comenzar a hablar sobre las particularidades del Lago Titicaca y la civilización Inca nos gustaría presentarnos: Somos Pablo y Let, al frente de un proyecto llamado Aprendizaje Viajero, en el cual describimos con historias, guías, y anécdotas todas las vivencias que nos ocurren (y descubrimos) durante este año que estamos por Latinoamérica.

Quisiéramos agradecer también a Guillermo por la posibilidad de abrirnos las puertas de su casa digital, y permitirnos dejar nuestro granito de arena en La Brújula Verde.

Arena andina, en este caso, ya que vamos a hablar de uno de los lagos más mágicos y misteriosos que hay en nuestro planeta.

El Lago Titicaca y la Isla del Sol

Todo el mundo probablemente habrá oído que el Lago Titicaca es el lago navegable más alto del mundo. Y os adelantamos que es una pasada, tanto por su localización (sus orillas están divididas entre Perú y Bolivia), su historia (cuna de la civilización Inca) y lógicamente su altitud (ronda los 4.000 metros sobre el nivel del mar).

Foto: Aprendizaje Viajero

Hablemos un poco de cada uno, comenzando con este último dato. El Lago Titicaca está por encima del Teide, pico más alto de España. Para que os hagáis una idea, hay un 30% menos de oxígeno y se nota (y mucho) a la hora de hacer trekking.

Dentro del Lago, que tiene una superficie de casi el tamaño de la Comunidad de Madrid, cabe destacar su isla más emblemática.

Nos referimos a la Isla del Sol, perteneciente a Bolivia. Su nombre original es Isla Titikaka y de ahí el nombre de todo el lago. Es la más grande de todas las que nos encontramos en esta masa de agua navegable, que más que lago parece mar. Para llegar a la isla tendréis que tomar un ferry desde la población de Copacabana (nada que ver con la playa brasileña).

Foto: Aprendizaje Viajero

Allí viven hoy en día dos comunidades enfrentadas entre sí por el tema turístico. En el norte, la Comunidad Challapampa, negados a la globalización y al turismo masivo. En el sur, la Comunidad Yumani, abiertos a extranjeros.

Hoy en día el único camino que conecta el sur y norte de la isla está cerrado, y parece que cerrado permanecerá hasta que estas dos comunidades hagan las paces y lleguen a un acuerdo.

El nacimiento de la civilización Inca

Nos remontamos a comienzos del siglo XIII, cuando según crónicas y leyendas se funda el imperio inca. Tanto al territorio que ocupó como al propio imperio también se le conoce como Tahuantinsuyo. Llegó a ser la más próspera y extensa de todas las civilizaciones precolombinas de Sudamérica. Los años de máximo esplendor abarcan los siglos XV y XVI.

Y, aunque si queréis conocer más de esta histórica civilización vuestro punto de partida seguramente sea Cuzco o la antigua ciudad inca de Machu Picchu, hoy os revelamos el verdadero punto en el que se dice surgió este imperio.

Foto: Aprendizaje Viajero

Es allí, en la Isla del Sol, donde cuenta la leyenda el Rey del Sol, Viracocha, engendró a Manco Capac Mama Oclio tras ver que la civilización se estaba volviendo inhumana y salvaje.

Dicen que ellos fueron los encargados de enseñar a la población técnicas de ganadería, agricultura y artesanía. Viajaron mucho tiempo instruyendo a la gente, y por fin se establecieron en un lugar sagrado que se volvería archiconocido para la cultura y civilización Inca: Cuzco.

Hoy en día se pueden encontrar varios templos en la Isla del Sol. La mayoría de las ruinas están bastante mal conservadas, pero no será difícil que un escalofrío te recorra el cuerpo al imaginarte los ritos sagrados y culto a los dioses que se daban en ese lugar.

Foto: Aprendizaje Viajero

El Lago Titicaca, un lugar lleno de magia

Es cierto que la localización del lago es espectacular. Allí he visto los atardeceres más espectaculares de mi vida, con unos colores rojos intensos despidiendo al sol en el horizonte.

Y todo, recordemos, a una altura descomunal. Notas el cansancio nada más dar tres pasos. Necesitas mascar hojas de coca para que el cuerpo se acostumbre a la falta de oxígeno. El sol pica, pese al frío constante que suele hacer a lo largo del año. Es necesario untarte la cara varias veces al día con crema solar si no quieres terminar con quemaduras.

Cierto es que notas que el agua tarda más en hervir, que cuesta más dormir, que las digestiones se hacen más pesadas. Todas estas son las consecuencias de la parte más salvaje del altiplano andino.

Ah! Y para llenar mas de magia éste lugar mágico de por sí, veréis un montón de llamas y alpacas!