El espectacular sello prehistórico encontrado en la tumba del Guerrero Griffin

En el verano de 2015 los arqueólogos que trabajaban en el entorno del palacio micénico de Nestor en Pilos, Grecia, hallaron una tumba con los restos de un guerrero del año 1500 a.C. Junto a él un sorprendente tesoro compuesto por armas, joyas de oro y otros objetos, la mayoría de estilo minoico. Incluso se realizó una reconstrucción de su rostro y se le puso el nombre de Guerrero Griffin.

En noviembre de 2017 el equipo de la Universidad de Cincinnati anunció el hallazgo en la misma tumba de un objeto ciertamente impresionante: un sello tallado en una piedra preciosa que los investigadores consideran ya como una de las mejores obras del arte griego prehistórico jamas encontradas.

Se le ha dado el nombre de Ágata del combate de Pilos por la escena de batalla que representa. Encontrado hace un año, durante todo este tiempo hubo de ser limpiado de la caliza en que había quedado incrustado. Una vez revelado en su forma original, los expertos se dieron cuenta que lo que tenían en sus manos no era sino una auténtica obra maestra en miniatura.

El sello después de ser limpiado / foto Universidad de Cincinnati

Y es que la calidad de la talla y la delicadeza de sus detalles convierten al sello en la obra de arte glíptico más refinada producida en la Edad del Bronce egea. Según Jack Davis, jefe del departamento de arqueología griega de la Universidad de Cincinnati, la representación del cuerpo humano y la musculatura tiene un nivel de detalle que no se vuelve a encontrar hasta el período clásico, mil años más tarde. Se trata, afirma, de un descubrimiento espectacular.

El sello tal y como se encontró / foto Universidad de Cincinnati

La escena de lucha fue meticulosamente tallada en un trozo de piedra de apenas 3,6 centímetros de longitud, por lo que algunos detalles como la intrincada ornamentación armamentística tiene aproximadamente medio milímetro y solo son visibles con potentes lentes de aumento y fotomicroscopia.

Dibujo de la escena representada, por Ben Gardner / foto Universidad de Cincinnati

En ella se puede ver a un guerrero que, habiendo vencido ya a un oponente tumbado a sus pies, dirige su atención a otro enemigo, clavando la espada en su cuello. Una escena que recuerda los épicos combates de la Ilíada, aunque los investigadores no se atreven a afirmar que sea un reflejo de la epopeya homérica. Lo que si opinan en que sin duda representa una leyenda bien conocida por minoicos y micénicos.

Otro detalle visto con microscopio / foto Universidad de Cincinnati

El Ágata del combate de Pilos no tiene parangón con nada descubierto anteriormente de la época minoica-micénica, lo que según los investigadores obligará a revisar nuestra comprensión del arte griego de la Edad del Bronce. Y es que el sello sugiere que los minoicos (ya que probablemente su procedencia es la isla de Creta) estaban produciendo un tipo de arte que hasta ahora nadie imaginaba que fueran capaces de producir.

Fuente: Universidad de Cincinnati.