Historia

La Patrulla Internacional del Hielo, creada tras el hundimiento del Titanic y todavía activa hoy en día

La Patrulla Internacional del Hielo, creada tras el hundimiento del Titanic y todavía activa hoy en día 21 octubre, 2017

Licenciado en Historia del Arte, ex-bibliotecario, en la blogosfera desde 2005 con La Brújula Verde. Escribo sobre historia, arte, cultura, viajes, geografía…Trabajando en tylium.es, contenidos y publicidad para blogs.

Miembros de la Patrulla Internacional del Hielo en 1959 / foto US Coast Guard

Si hubiera que buscar una inspiración moderna para los grupos de superhéroes inventados por Marvel y DC, probablemente muchos pensarían inmediatamente en la Patrulla Internacional del Hielo (International Ice Patrol). No solo porque es una de las organizaciones internacionales más longevas, lleva en activo nada menos que 103 años, sino que además ostenta un destacado record en la protección de la vida humana.

La historia se remonta a mediados del siglo XIX, cuando el tráfico marítimo entre Europa y América vivía su momento álgido. Ya desde mucho antes la presencia de icebergs en las rutas norteñas se había convertido en un serio peligro para los navíos, que ahora cada vez eran más grandes y transportaban más pasajeros, con los que el riesgo se multiplicaba.

En 1833 el bergantín escocés Lady of the Lake se hundía frente a las costas de Terranova tras impactar contra un gran bloque de hielo. Solo sobrevivieron 15 personas, estimándose las pérdidas humanas entre 170 y 265 entre tripulación y pasajeros. Entre 1882 y 1890 otros 14 buques de pasajeros sufrieron el mismo destino, y 40 más resultaron seriamente dañados.

Avión C130 de la Patrulla sobrevolando un iceberg / foto US Coast Guard

A esto habría que sumar las incontables pérdidas y daños sufridos por los barcos balleneros y de pescadores desde décadas antes. Pero hubo que esperar al desastre del Titanic el 15 de abril de 1912, con más de 1.500 muertos, para que la comunidad internacional se plantease medidas para la protección de los navíos.

El 12 de noviembre de 1913 se celebraba en Londres una conferencia internacional sobre seguridad en el mar, que dio como resultado la firma de un convenio en enero del año siguiente por Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Italia, Noruega, Holanda, Rusia y Suecia. En él se establecía la creación de un servicio de patrullaje de las zonas de riesgo durante los períodos del año de mayor presencia de icebergs.

Zona vigilada por la Patrulla Internacional del Hielo / foto US Coast Guard

Había nacido la Patrulla Internacional del Hielo, cuya misión sería monitorizar el peligro potencial de la presencia de icebergs en el Atlántico Norte y proveer información al respecto a la comunidad marítima para evitar las colisiones. Se encargó de la tarea a la armada de los Estados Unidos, que gestionaría los buques y el servicio, con financiación aportada por todos los países involucrados en la navegación transatlántica (hoy en día los países europeos firmantes del acuerdo de 1914 más Finlandia, Grecia, Japón, Panamá, y Polonia, y menos Austria y Rusia).

Desde entonces y hasta la actualidad la Guardia Costera de los Estados Unidos patrulla el área de los Grandes Bancos de Terranova entre el 1 de febrero y el 31 de julio. El resto del año la responsabilidad es transferida al Canadian Ice Service, que mantiene la vigilancia en las zonas acordadas en los tratados y leyes internacionales.

Miembros de la Patrulla en los años 60 / foto US Coast Guard

No obstante, otras zonas potencialmente peligrosas quedan fuera de esos límites. Como el área al sur del cabo Farewell en Groenlandia donde el SS Hanshedtoft se hundió el 30 de enero de 1959, con 95 tripulantes y pasajeros.

Actualmente la Patrulla Internacional del Hielo utiliza aviones HC–130J que realizan un reconocimiento previo durante cinco días cada dos semanas, en vuelos de 5 a 7 horas, cubriendo un área de 30.000 millas cuadradas de agua. Su información se complementa con la de los buques que operan en la zona o pasan por ella. También colocan y monitorizan aparatos electrónicos para obtener datos en tiempo real de las corrientes y la temperatura del mar en superficie.

Todos los datos se procesan informáticamente con un modelo que predice la deriva de los icebergs y las alertas están disponibles a través de internet.

Miembros de la Patrulla arrojando coronas de flores el 15 de abril de 1997 sobre el lugar de hundimiento del Titanic / foto US Coast Guard

Durante los 103 años de servicio no se ha reportado ninguna pérdida de vidas ni de navíos por colisión con icebergs en las zonas vigiladas por la patrulla.

Cada año desde 1914 la Patrulla Internacional del Hielo arroja una corona de flores el 15 de abril desde un barco o un avión sobre el lugar de hundimiento del Titanic, y se una dedicatoria para recordar a los fallecidos y remarcar la vocación de servicio de sus miembros.

Fuentes: Navigation Center-United States Coast Guard / Text of the Convention for the Safety of Life at Sea / Wikipedia.

Más artículos de Historia

Send this to a friend