La leyenda de la república de Goust, un estado independiente en los Pirineos que nunca existió

La aldea de Goust / foto Pbase

Toda la Galia es Francia ¿no? Quizá no. Una pequeña aldea resiste en los Pirineos como una república independiente desde el siglo XVII y nunca ha sido formalmente anexionada por Francia.

Esta es la información que más se repite acerca de Goust en internet, una localidad de los Pirineos Atlánticos, en la comuna de Laruns, situada a 995 metros de altura, donde apenas viven 100 habitantes que antes se dedicaban al pastoreo y la producción de lana y ahora aprovechan el tirón turístico.

La confusión, evidentemente Goust nunca ha sido una república independiente, comenzó a gestarse en el siglo XIX, cuando los burgueses que acudían al cercano balneario termal de Les Eaux-Chaudes se acercaban a visitar la aldea.

Debido a su aislamiento y situación encontraban el lugar tan pintoresco y encima con su propio consejo de ancianos y todo (parece que sus gentes destacan por su gran longevidad), que poco a poco fue tomando forma la idea de que aquello era un gobierno antiquísimo, una especie de principado perdido y autónomo.

Cascada del Puente del Infierno y aldea de Goust cerca de les Eaux-Chaudes en 1853, grabado de Joseph-Bernard Abadie / foto Dominio público en Wikimedia Commons

Pronto empezó a aparecer en magazines y libros de viajes, como en Nouvelles Annales des Voyages en 1828 o Chambers’s Edinburgh Journal en 1848, calificado como tal, y la puntilla se la dio el libro de William S. Walsh A Handy Book of Curious Information, publicado en Estados Unidos en 1913 y que fue todo un best-seller de la época. Allí se contaba que Goust era, desde hacía siglos, una república independiente y bucólica aislada del mundo, reconocida incluso por España y Francia.

Situación de Goust en Google Maps

Enseguida se corrió la voz y los más importantes periódicos del viejo continente dieron la noticia de que San Marino ya no era el estado más pequeño del mundo, habiendo sido desbancado por Goust. Si algún ejemplar llegó a la aldea seguramente dejaría estupefactos a aquellos pastores, que probablemente apenas sabían leer y mucho menos recordaban haber sido independientes alguna vez.

Puestos a buscar culpables del bulo hay quienes señalan a Joseph Lainé, político y vizconde que fue ministro del interior entre 1816 y 1818, quien en una conversación se habría referido a Goust como una república en sentido metafórico, siendo sus palabras malinterpretadas.

Dibujo de Goust aparecido en el diario norteamericano Sunday News Tribune el 10 de noviembre de 1899 / foto Dominio público en Wikimedia Commons

La confusión ha llegado hasta nuestros días y, muestra de ello es que la Wikipedia en español sigue afirmando el hecho, así como muchos artículos publicados en diferentes medios. Pero en Francia parece que el asunto se zanjó hace tiempo, cuando desde París demostraron que los de Goust pagaban sus impuestos en Francia, como el resto de los franceses. Es más, la página oficial de la comuna de Laruns cita explícitamente a Goust como una de sus localidades.

Fuentes: A Handy Book of Curious Information (William S. Walsh) / Nouvelles Annales des Voyages et des Sciences Géographiques (vol.37) / The Microstates of Europe: Designer Nations in a Post-Modern World (P. Christiaan Klieger) / Pbase / Wikipedia.