Categorías
Arqueología

El Templo de Bugibba, un monumento megalítico en los jardines de un hotel maltés


El Dolmen Resort Hotel es un conocido alojamiento turístico de Malta, situado en la Bahía de San Pablo, al norte de la isla principal del país mediterráneo y a unos 16 kilómetros de su capital, La Valeta.

Tiene todas las comodidades que uno podría pedirle a un hotel de su categoría, con un añadido extra: en sus jardines, cerca de la piscina, hay nada menos que un monumento megalítico, un pequeño templo prehistórico descubierto en la década de 1920.

Tanto el hotel como el templo están cercanos a la costa y a la localidad de Bugibba, de donde el monumento toma su nombre, a una altitud de 15 metros. Fue descubierto por el arqueólogo maltés Temistocles Zammit en lo que por aquel entonces no era más que un campo agrícola.

El templo se construyó con piedra caliza coralina durante el período Tarxien de la prehistoria maltesa, aproximadamente entre 3150 y 2500 a.C. tras el que comienza la Edad del Bronce. Su eje central se orienta en dirección sur-suroeste, hacia el sol y de espaldas al mar. Fue excavado por el propio Zammit en 1928, y de nuevo en 1954 para determinar su cronología.

El templo rodeado del complejo hotelero / foto Karelj en Wikimedia Commons

De la construcción apenas queda en pie el trilito (dos piedras verticales sobre las que se apoya una tercera horizontal, similares a las de Stonehenge) que se supone daba entrada a la zona central del recinto, donde había tres ábsides. En la parte posterior aun se conservan trazas del piso del templo. El resto de la estructura fue destruido a lo largo de los siglos, por las sucesivas nivelaciones del terreno para adaptarlo a usos agrícolas.

Durante las excavaciones se encontraron en el recinto dos bloques de piedra con decoración, uno se cree es un altar y muestra dos relieves con espirales opuestas y motivos en V; y el otro presenta peces tallados en dos de sus lados. También restos de cerámica, que ayudaron a datar la estructura. Estas piezas se exponen hoy en el Museo Nacional de Arqueología de La Valeta.

Las piezas halladas con decoración incisa / foto cuulturalheritage.gov.mt

El desafortunado nombre del hotel en cuyo recinto se encuentra (a pesar de los esfuerzos del secretario del ministerio de cultura en 1968 que intentó persuadir a los propietarios de cambiarlo) suele llevar a confusión a los turistas, porque en realidad no es un dólmen sino un trilito la estructura que se mantiene en pie, y aquellos son de una época diferente a los templos.

No hay otro acceso al templo que no sea atravesando la recepción del hotel, que no suele poner pegas a los visitantes que quieren acercarse a conocerlo.

Fuentes: Superintendece of Cultural Heritage / Malta & Gozo A Megalithic Journey (Neil McDonald) / Cult in Context: Reconsidering Ritual in Archaeology (Caroline Malone y David Barrowclough) / The Megalithic Portal / Wikipedia.